Cádiz

Dos detenidos por la oleada de robos en locales de hostelería

  • Son una pareja y en las últimas 24 horas habían cometido tres asaltos más a locales

Una imagen de archivo de la taberna Manteca, que también ha sufrido un robo esta semana. Una imagen de archivo de la taberna Manteca, que también ha sufrido un robo esta semana.

Una imagen de archivo de la taberna Manteca, que también ha sufrido un robo esta semana. / fito carreto

Comentarios 2

La Policía Nacional ha detenido a una pareja como presuntos autores de los últimos robos que se han producido en una decena de establecimientos hosteleros de la ciudad. Desde el pasado fin de semana, los agentes han visto un incremento en las denuncias por robos en restaurantes y otros establecimientos. Ayer este diario informaba del robo en locales como el Mesón Criollo de la calle La Palma, el restaurante Abuela Elfrides de la plaza de San Agustín o la taberna Manteca de la Viña. En las últimas 24 horas se han producido otros tres robos y la Policía considera que los autores son las dos personas detenidas, un hombre y una mujer, que son pareja y que presuntamente habían iniciado una campaña de acoso y derribo contra establecimientos hosteleros y sus despensas.

Entre sus últimas hazañas se encontraba el robo por la fuerza de una máquina de bolas en el establecimiento de alimentación Sweet Candy, situado en la avenida de Andalucía

Los detenidos son FV.G.A., y M.G.G., y la Policía también considera que están detrás del robo con fuerza en la Panadería Pastelería Horno Artesano en la calle García Carreras, adonde accedieron tras romper el cristal de la puerta.

La madrugada del jueves fue complicada para los agentes de la Policía Nacional, ya que se produjeron varios asaltos a locales comerciales. Además de los mencionados de la Abuela Elfrides y el Mesón Criollo, de donde se llevaron bebidas alcohólicas y diversos alimentos envasados de valor, también fue objetivo de estos activos ladrones el quiosco-bar de la avenida Juan Carlos I, Terracita Murga, en el que los dueños se encontraron el local abierto y con todo revuelto en su interior.

En la madrugada del viernes, tuvieron lugar otros dos golpes, uno de ellos en el restaurante Sopranis, y otro en la cafetería Rosebud, situado en la Barriada de La Paz, que amaneció con el escaparate resquebrajado a consecuencia de un golpe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios