Cádiz

La defensa de Jenaro Jiménez pide su absolución

  • Asegura que no engañó a ningún banco y que uno de los socios se encargaba de toda la documentación

Jenaro Jiménez, en una de sus comparecencias en los juzgados. Jenaro Jiménez, en una de sus comparecencias en los juzgados.

Jenaro Jiménez, en una de sus comparecencias en los juzgados. / joaquín hernández kiki

Comentarios 1

La defensa de Jenaro Jiménez Hernández, el empresario gaditano que simuló su muerte en aguas de Tarifa y en realidad huyó a Paraguay, ha pedido la absolución de su cliente en la causa que se instruye en el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz por la denuncia de sus socios en dos de las empresas que tenía, es decir, Emblematic Houses y Casas de Cádiz. Esta petición contrasta con la de la Fiscalía, que pide doce años y medio por los delitos de apropiación indebida, estafa, falsedad documental y le pide una indemnización de 2,1 millones. Por su parte las dos acusaciones particulares elevaban la pena hasta los 14 años.

En ambos casos se le reclama a Jenaro haberse quedado con dinero por la venta de diversos activos de las dos empresas sin que se ingresaran en la cuentas de las sociedades.

La Fiscalía ha pedido una condena de 12 años y medio de prisión en esta causa

La defensa argumenta que en el caso de Emblematic Houses, no era único administrador de la empresa sino que desempeñaba la labor de manera solidaria con el otro socio, Carlos Espert. Sobre este dice que era el que llevaba la contabilidad y manejaba la mayor parte de la documentación, "preparando la que era necesaria para las entidades bancarias". Hay que recordar que en la causa aparece en el sumario que Jenaro Jiménez consiguió importantes cantidades de dinero en los bancos mediante créditos, donde había falsificado documentación para aparentar una buena situación económica que realmente no tenía.

Asimismo, la defensa asegura que Carlos Espert también participó del reparto de los beneficios y añade que fue una idea suya porque necesitaba mayor liquidez.

En cuanto a Casas de Cádiz, la defensa señala que las operaciones que se fueron haciendo, es decir, la venta de diversas propiedades, tenía como fin que no fueran aumentando las deudas que existían, "que estaban siendo financiadas con el patrimonio privado de Jenaro Jiménez". El otro objetivo, a juicio de su abogado, era el de recobrar las cantidades invertidas , "ya que se trataba de una sociedad con enormes dificultades financieras". Esto, según el escrito, fue provocado en parte "por la descapitalización que se produjo como consecuencia de la salida irregular del patrimonio de la misma de una nave que terminó en poder de Jaime Rocha", el otro socio. Asimismo, también niega que engañara a las entidades bancarias para obtener créditos y asegura que Jenaro, que continúa en prisión, avalaba con sus propios bienes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios