Bronca política en Cádiz

La cuerda se tensa al máximo

  • Andanada contra el PSOE de Fran González desde la coalición de izquierdas

  • Le acusan, entre otras cosas, de deslealtad y de apoyar a la derecha

El alcalde José María González y el portavoz socialista Fran González, se saludan durante una visita a Madrid para gestionar asuntos sobre la ciudad. El alcalde José María González y el portavoz socialista Fran González, se saludan durante una visita a Madrid para gestionar asuntos sobre la ciudad.

El alcalde José María González y el portavoz socialista Fran González, se saludan durante una visita a Madrid para gestionar asuntos sobre la ciudad. / D. C.

Comentarios 4

Andanada histórica del entorno del gobierno de José María González contra el PSOE local que comanda Fran González. Aunque desde el inicio de este mandato las relaciones entre ambos han sido siempre más tensas que cordiales, el apoyo socialista a los presupuestos municipales de 2018 de Podemos-Ganar Cádiz, e incluso el apoyo nacional de Podemos a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, hacían suponer que las agua iban a mantenerse tranquilas por lo menos hasta el inicio de la campaña de las municipales de 2019.

Sin embargo, la rotunda crítica que Fran González realizó este miércoles a la gestión municipal en la elaboración del nuevo pliego del servicio de la limpieza urbana, cayó ayer como un jarro de agua no fría sino helada en el equipo de San Juan de Dios. La reflexión recogida por este diario, en voz del "entorno del gobierno local" ya que éste no se pronuncia sobre este asunto al menos por el momento, fue más allá de lo expresado respecto al contrato de la limpieza. Fue una dura, muy dura reflexión sobre estos tres años de convivencia que, escuchada en su totalidad, tendría que significar una ruptura de relaciones entre la coalición y los socialistas gaditanos si no fuera porque la misma voz crítica mantiene "a su pesar" la puerta del diálogo abierta.

Esta conversación puede resumirse en dos frases muy concluyentes: "El PSOE está aplicando una moción de censura (contra el gobierno de José María González) por episodios", y "El PSOE de Fran González tiene una incapacidad patológica para ser leal".

Constatan las fuentes cercanas al gobierno local que "nos encontramos con un PSOE que nunca ha tenido dos caras, que no está aquejado de una doble personalidad porque en el ámbito municipal siempre ha estado aquejado de un mismo problema: su incapacidad patológica para ser leal".

"Los socialistas gaditanos nunca han puesto a la ciudad por delante de sus siglas. Vemos con asombro el cinismo de un PSOE que en el ámbito municipal calla ante el abandono de la Junta de Andalucía o los desmanes de la Diputación y que sin embargo no para de golpear al equipo de Gobierno. Es esta patología, este tomar el concepto de traición como mecanismo permanente de hacer política, lo que ha caracterizado su forma de hacer en estos tres años", se concluye desde la coalición de izquierdas.

En este sentido se considera que en este tiempo no ha existido un problema de falta de química entre el alcalde José María González y el portavoz socialista Fran González. El problema, se afirma, ha sido "la incapacidad del PSOE para aceptar que la hegemonía de la izquierda corresponde ahora a unas siglas diferentes y a un movimiento social diferente al suyo". Y todo ello les ha llevado "a una deslealtad patológica que se ve desde el principio, desde la misma paralización del pleno de organización (tras la constitución del nuevo Ayuntamiento) o su falta de compromiso a la hora de asumir responsabilidades para sacar proyectos adelante en organismos y empresas municipales. Todo ha sido poner palos en las ruedas para que esto no funcione y arañar, así, unos cuantos votos".

Estas fuentes culpan a la formación de Fran González de estar detrás de una moción de censura contra José María González, que durante la primera parte de su gobierno estuvo sobrevolando San Juan de Dios y que aún hoy alguno sigue promoviendo.

"Fue el PSOE de Fran González el que agitaba con el PP y con Ciudadanos la posibilidad de una moción de censura. Fue lo que la prensa denominó como el 'complot del café' y cuyas conversaciones lograron dividir al propio PSOE gaditano. Fue el PSOE el que, por ejemplo, diseñó el plan de desgaste en Onda Cádiz. Se había acordado la presidencia de OC (entre el gobierno y los socialistas) para en el último momento traicionar el acuerdo y poner a su frente a Ciudadanos. Con mejores datos económicos, de audiencia y de reconocida objetividad en sus informativos durante nuestra gestión, el PSOE dio un golpe de Estado y puso al frente de la radio y televisión pública municipal a la derecha. Y ahora encaramos una campaña para las elecciones municipales con la derecha al frente de OC. Y algo muy similar ocurrió con la Fundación de la Mujer".

Estas decisiones adoptadas por los socialistas en el Ayuntamiento tienen una explicación: "De lo que se trata es que dado que el PSOE desde el punto de vista de la ciudadanía no podía vender una moción, se ha aplicado en sacar adelante una moción de censura por episodios, arrebatando el poder legítimo el gobierno para trasladarlo a Ciudadanos". Esta apuesta por la formación naranja está justificada por afirmaciones que las fuentes cercanas al gobierno de coalición ponen en boca del concejal del PSOE Juan Cantero: "que en diferentes reuniones internas ha planteado que la estrategia municipal de cara a las elecciones debía ser sacar una mayoría con Ciudadanos".

"Los socialistas han intentado sumarse a cualquier movimiento de desgaste, por muy ruin que fuese, como pasó con la moción a David Navarro (concejal de Hacienda). Llama la atención que tras reprobarlo se negarán a trabajar con él (en la elaboración de las cuentas de 2018), mientras que servilmente el PSOE local sí siguió trabajando con otros dos reprobados del PP, Teófila Martínez e Ignacio Romaní. Con ellos no había problemas de trabajo". "Quizá esto explique que nadie del PSOE desautorizara los insultos de 'cacique, fascista y cobarde' que profirieron estos dos ediles populares contra el alcalde. No hubo ni una sola llamada, ni un solo gesto de solidaridad ante este atropello".

En el amplio listado de lo que llaman como "cobardía política del PSOE", se menciona el caso de Romaní, el director de su tesis y el pago de 42.000 euros a éste procedente de Aguas de Cádiz. "Sólo hay que decir que boicotearon activamente un más rápido enjuiciamiento de lo que se detectó en Aguas de Cádiz. Se quisieron poner de perfil llevando finalmente el tema al fiscal mientras que al final fueron los consejeros de Podemos y Ganar Cádiz los que pusieron toda la información sobre el caso al servicio al juzgado".

Pero hay más. Se critica que el PSOE "se ha aplicado desde el comienzo de este mandato en recolectar frustraciones para arrojarlas sobre el actual equipo de gobierno. Han intentado incendiar a los trabajadores de playa y ahora a los de limpieza. Llegaron incluso en algunas conversaciones a amenazarnos con lanzarnos al movimiento vecinal, al que nosotros a fecha de hoy seguimos presuponiendo independencia".

En su análisis de la labor del PSOE como oposición, mencionan la presencia este miércoles de Juan Cantero junto a Fran González en la rueda de prensa de éste sobre la limpieza, algo que explican como "una forma de compensar las fracturas internas, a sabiendas de que saben que el pliego está técnicamente terminado".

"En todos estos años el PSOE no ha aprendido algo que es elemental: que la gente está cansada de los mercaderes de la política cuya única prioridad es asegurarse seguir en el poder manteniendo grandes salarios".

Advierten desde el entorno del gobierno de coalición: "Para construir un frente amplio se necesita confianza y valores comunes. La corrupción moral de numerosos comportamientos de Fran González está imposibilitado que surja un espíritu de confianza que genere nuevos horizontes".

Esta reflexión, la más dura en estos tres años de relación política y ciudadana entre el gobierno de José María González y el grupo socialista de Fran González, debería de significar la definitiva ruptura de las relaciones entre ambas formaciones. Sin embargo, se deja una puerta abierta: "Frente a la estrategia del perro del hortelano del PSOE de Cádiz, el equipo de gobierno seguirá tendiendo la mano, aunque no por placer sino porque la única prioridad para nosotros, más allá de siglas y partidos, como lo hemos demostrado en estos tres años de gestión, es Cádiz".

"Hay indicios -se afirma- que demuestran una mejoría no suficiente en la economía gaditana. Cada vez hay más turistas y apostamos por un modelo de reindustrialización sostenible en la Bahía, a la vez que hay más capacidad de escucha por parte del gobierno de José María González. A pesar de los intentos de boicot por parte del PSOE, la ciudad funciona y seguirá mejorando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios