Cádiz

La cuarta torre de Argüelles se estanca en los 2 millones

  • El edificio lleva años en venta, con una operación que se inició en 6 millones de euros

Fachada de la finca de las Cuatro Torres que sigue, después de varios años, a la espera de comprador. Fachada de la finca de las Cuatro Torres que sigue, después de varios años, a la espera de comprador.

Fachada de la finca de las Cuatro Torres que sigue, después de varios años, a la espera de comprador. / julio gonzález

El mercado inmobiliario vuelve a moverse a ritmos relativamente normales hace unos años. Eso es palpable por la calle, con cada vez más fincas en obras después de haber estado años a la espera de un proyecto y una inversión que ofrezca un nuevo uso a esos metros cuadrados. Pero no siempre llegan noticias positivas, o simplemente noticias, en la búsqueda de nuevos propietarios para las fincas más destacadas del callejero gaditano. Esto último es lo que le ocurre, por ejemplo, a la cuarta torre de la Plaza de Argüelles. El edificio situado entre esta plaza y el inicio de Fermín Salvochea -la única cuarta parte del histórico edificio que ocupa toda la manzana- lleva años en venta, sin que hasta el momento haya podido cerrarse ninguna operación.

Al contrario de lo que está ocurriendo con el precio de la vivienda, que va en aumento desde que empezaron a verse signos que reflejaban el final de la crisis económica, esta finca ha ido descendiendo respecto a su valor, pidiéndose ahora un tercio de lo que hubiera costado hace algo menos de una década.

Seis millones de euros fue el valor de salida que se impuso a esta finca de las Cuatro Torres, que cuenta con 1.149 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas, que está catalogada como Bien de Interés Cultural y que está rematada por una torre mirador, entre otros aspectos destacados. Años después, allá por 2015, se bajó de los seis millones a cuatro, que además se decían que eran negociables.

Y ya el pasado año el precio quedó fijado en los dos millones de euros que en la actualidad se siguen pidiendo por este edificio, que mientras sigue vacío a la espera de inversores que se hagan cargo de la propiedad. Curiosamente, la apertura de un hotel en la finca contigua de las Cuatro Torres, o los distintos proyectos hoteleros o de viviendas con fines turísticos que están llenando la Plaza de España ha despertado, hasta el momento, el interés por esta cuarta parte de las Cuatro Torres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios