Coronavirus en Cádiz Los hoteles en el nuevo año: “Con 2021 íbamos a volver a la normalidad, pero no va a ser así”

  • El sector hotelero asume la pérdida, también, del primer semestre del año

  • Verano se puede salvar si se agilizan las vacunas

  • El retorno del turismo internacional, para octubre

Salones vacíos en un hotel de Chiclana.

Salones vacíos en un hotel de Chiclana. / Sonia Ramos

En apenas unos días las esperanzas del sector hotelero de que en 2021 no tardase en comenzar su recuperación, tras el nefasto 2020, se han venido abajo.

Las malas noticias se han ido acumulando en enero. El aumento de los contagios por el coronavirus, con una tercera ola más dura que las dos anteriores, los retrasos que se acumulan en el proceso de vacunación de toda la población y el incremento en las restricciones a la movilidad, han truncado todos los planes de reactivación, por lo menos a corto y medio plazo.

El sector ya ve como perdido el primer semestre del año, mira de reojo al verano y se apoya en el final del ejercicio para intentar iniciar la normalización del negocio, tras los destrozos ocasionados por la pandemia.

Lo cierto es que la herencia de 2020 no ha ayudado. La provincia cerró el ejercicio con apenas 1,1 millón de usuarios en hoteles, frente al récord de 2019 que terminó con 2,7 millones.

"El 2020 ha ido fatal. El verano fue relativamente bueno pero solo si lo comparamos con el resto de España y por el efecto de la pandemia, porque si lo comparamos con el verano de 2019 fueron datos catastróficos", se lamenta Stefaan De Clerck, presidente de la Asociación de Hoteleros de Cádiz.

Nada de ello ha mejorado en enero. Todo lo contrario. "El comienzo de 2021 ha sido peor de lo que esperábamos tras el cierre perimetral (en las provincias y ciudades de la región), lo que ha hecho imposible la reapertura de muchos hoteles (que habían cerrado tras la temporada estival)". Tampoco va a ayudar la suspensión de todas las fiestas que se acumulan en los primeros meses del año: Carnaval, Semana Santa y ferias de la primavera.

Un mal inicio de año

"Pensábamos que en 2021 íbamos volveríamos a la normalidad y no va a pasar. El ritmo de vacunación no es el adecuado y el que todos esperábamos, hasta el punto que Europa nos sitúa de nuevo como un país para no visitar, cuando lo que tendríamos que hacer es transmitir mayor seguridad y seriedad".

La única esperanza es que el próximo verano al menos repita las cifras de 2020, cuando Cádiz se situó entre las provincias líderes en recepción de turistas, especialmente nacionales. Y si todo va saliendo bien “a partir de octubre podríamos ir recibiendo algo del turismo internacional, especialmente el alemán, aunque actualmente lo veo complicado”.

El retraso en la normalización del turismo conlleva una carga más sobre un sector sumido en una profunda crisis. De Clerck augura que los efectos económicos de la pandemia "se van a llevar por delante a muchas empresas turísticas, muchas históricas e importantes (cadenas hoteleras, agencias de viaje, empresas de guías...)".

Olvidados por las administraciones

Frente a esta situación de quiebra "nos sentimos totalmente olvidados por todas las administraciones a la hora de recibir ayudas directas. Ayudas simplemente para sobrevivir y que las pérdidas sean menores, porque el oxígeno en muchas de las empresas ya se ha agotado", alerta el empresario hotelero.

La reclamación de ayuda que traslada De Clerck en nombre de un sector que da empleo a miles de gaditanos, y tiene un papel más que relevante en el PIB de la provincia, va más allá de las administraciones central y autonómica. Se pone el punto de mira sobre los ayuntamientos y las posibilidades económicas que éstos tienen.

"Los municipios deben de ponerse a trabajar en ayudas directas relacionadas con la bonificación del IBI, el IAE o la tasa de basura. Pero por el contrario, no se está haciendo nada por empresas que han creado empleo y riquezas para todas en estas ciudades durante años. Ahora es el momento de que los ayuntamientos se endeuden para que las empresas de sus localidades puedan sobrevivir. Y no digo para que ganen dinero, porque eso ya está asumido, si no para que las pérdidas que sufren sean menores", reclama el dirigente empresarial que deja claro que "nos sentimos totalmente olvidados".

Lo cierto es que los datos de 2020 indican una importante pérdida de empleo en un sector que va más allá de los hoteles y engloba también a agencias de viajes y empresas de guías turísticas, muchas de las cuales ya han tenido que cerrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios