universidad de Cádiz Estudiantes piden un compromiso formal con la Escuela al Gobierno andaluz

"No estamos contentos. No ha cambiado nada realmente"

  • Alumnos de Ingeniería critican que los 4,8 millones del Cei.mar no se destinen a la ESI, y desconfían del anuncio de la Junta de abonar partidas mensuales para acabar la obra

"No estamos contentos. ¿Por qué vamos a estarlo si no ha cambiado nada realmente? Hasta que no haya un compromiso formal por escrito, no nos creemos nada, que ya son muchas las promesas que se han hecho a la Escuela Superior de Ingeniería y mira cómo estamos". La noticia de que la Junta de Andalucía va a ingresar mensualmente una partida adicional a la Universidad de Cádiz con el fin de destinarla a la finalización de la obra de la nueva sede de la ESI no ha sido recibida con entusiasmo por parte del alumnado de la Escuela. Así al menos lo transmitió ayer el delegado de Alumnos del centro, Francisco Maestre, que criticó que el Campus de Excelencia Internacional del Mar (Cei.mar) recibiera el miércoles, del Gobierno andaluz, 4,8 millones de euros para su financiación, "cuando ese dinero debería haberse destinado a la nueva Escuela de Ingeniería, pues los estudiantes y los profesores estamos viviendo una situación límite, desesperante". "Ahora estamos incluso más mosqueados que antes", agregó.

Sus palabras fueron reafirmadas por la delegada de alumnos del grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales, Ana Rueda; por el delegado del grado en Ingeniería Informática, Jaime Serrano; y por el alumno colaborador Carlos Jiménez, estudiante de primero de Informática. Están "mosqueados" con la administración autonómica y también con el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo. El motivo lo explicó la alumna de segundo de Tecnologías Industriales: "El rector nos convenció de que éramos su prioridad. Cuando fuimos al Rectorado a exigir la nueva ESI, nos aseguró que este asunto era prioritario para él. Confiamos en él. Le ofrecimos nuestra ayuda, pero ayer nos enteramos de la inversión del Cei.mar, y nos duele que no haya pedido a la Junta que ese dinero se destine a nuestra futura sede". Le sucedió Serrano: "Yo no sé hasta qué punto el rector puedo pasar de un lado a otro esa cuantía, pero si entra dinero de la Junta, lo lógico es que se destine a nuestro equipamiento". "Yo estoy en primero, llevo solo unos meses en la Escuela, y puedo decir que esto es desmoralizador", aportó Jiménez.

En este punto, los cuatro estudiantes enumeraron las vicisitudes y problemas con los que se topan a diario en los diferentes edificios (cinco el alumnado y seis el profesorado) del campus del Cádiz por los que están repartidos, debido a la falta de espacio en el inmueble principal. "En el taller de Mecanizados hay una docena de tornos y solo funcionan dos". "Debido a las condiciones de los materiales de los laboratorios y de que en muchos casos son insuficientes para todo el alumnado, algunas prácticas consisten en ver vídeos de cómo hacen esas prácticas en otras universidades". "Tenemos goteras". "En muchas aulas no tenemos pizarras, sino que está la pared pintada de verde y no se ve lo escrito de lo gastada que está la pintura". "Nos tenemos que traer los portátiles de casa porque no hay ordenadores para todos". "Resulta incompatible encender los ordenadores y el aire acondicionado o la calefacción porque salta la luz por sobrecarga en la red eléctrica". "Hay aulas en las que no tenemos mesas, sino incómodas sillas de pala".

"No pedimos estar de lujo. Simplemente recibir docencia en unas condiciones dignas, porque todos los que estamos aquí queremos estudiar. Queremos formarnos para ser ingenieros en un futuro. Buenos ingenieros, pero en estas condiciones no estamos recibiendo una calidad digna ni de calidad", se queja Ana Rueda. Es por ello que el anuncio por parte del Gobierno andaluz de abonar partidas económicas a la UCA durante varios meses hasta la conclusión de la obra no les convence. "Luego hay que urbanizar la zona, porque la Escuela está en medio de la nada, y equipar el edificio. La Junta ha dicho a la Universidad que solicite subvenciones excepcionales para ello, pero no existe compromiso formal de que se concederá ese dinero", expuso Maestre. Y agregó con firmeza: "No nos vamos a conformar con eso".

Por el momento, la Delegación de Alumnos está organizando grupos de trabajo para seguir reivindicando el nuevo equipamiento y los laboratorios necesarios para el curso próximo. También está realizando vídeos sobre la situación de la ESI con el fin de difundirlos en Internet. Y para el próximo lunes han convocado una asamblea a la que han invitado al rector.

Desde la UCA subrayaron ayer que el montante de 4,8 millones del Cei.mar no es una subvención que pueda equipararse a las destinadas a equipamientos, proyectos de investigación, etc. Y recordaron que ese dinero será gestionado desde la Fundación Cei.mar, no desde la Universidad gaditana. En definitiva, señalaron que "no tiene nada que ver" ese dinero con el que se precisa para el futuro centro de Ingeniería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios