Cádiz

El colegio Josefina Pascual traslada su comedor al colegio Santa Teresa

  • Unas obras obligan a 100 alumnos a desplazarse cada día al centro ubicado junto a La Caleta

Alumnos del colegio Josefina Pascual entrando ayer en el centro. Alumnos del colegio Josefina Pascual entrando ayer en el centro.

Alumnos del colegio Josefina Pascual entrando ayer en el centro. / joaquín hernández 'kiki'

Comentarios 2

Los alumnos del colegio público Josefina Pascual deberán desplazarse los dos próximos meses al colegio Santa Teresa para disfrutar del servicio de comedor. La razón no es otra que las obras que la Consejería de Educación inició a finales de agosto para reparar el forjado del techo del sótano que se sitúa debajo del lugar donde hasta el año pasado almorzaban los escolares. Han sido unos días muy intensos previos a este cambio, según explicaba ayer la directora del Josefina Pascual, María del Mar Fenoy. "Comprendemos que es un trastorno, pero hemos intentando que la molestias sean las mínimas y es la solución menos complicada. Llevamos cuatro años demandando una obra que evitará muchos peligros", decía. Fenoy exponía que las instalaciones del centro no podían albergar, por falta de espacio, un servicio provisional de catering.

Sin embargo, el hecho de que las cocinas de ambos colegios se lleven por gestión directa y no con servicios externos de catering ha ayudado a que los trabajadores de ambas puedan preparar de manera conjunta los menús y los pedidos. Los operarios de la cocina del Josefina Pascual se incorporan a la del Santa Teresa para realizar una gestión a dos bandas. Para una mejor organización, los escolares del Josefina Pascual comerán en el segundo turno. Antes lo harán los del colegio 'anfitrión'.

Esta contingencia afecta a 100 alumnos del colegio cercano al Parque Genovés, una cifra que, según la directora, no ha decrecido a pesar de esta situación anómala, existiendo incluso "lista de espera" para disfrutar del servicio de comedor.

Para el traslado diario de los alumnos, que comenzará en el día de hoy, se han tomado varias medidas. Las familias han tenido que autorizar por escrito la salida de los escolares y la vuelta al Josefina Pascual para las actividades extraescolares. La salida del centro se efectuará alrededor de las 14.15 horas, recorriendo el grupo de alumnos la calle Felipe Abarzuza (donde se encuentra el colegio), la calle Benito Pérez Galdós hasta el paso de peatones frente al Parador Atlántico y luego la acera junto a La Caleta hasta llegar a Santa Teresa, centro ubicado junto a la puerta principal de la playa viñera. Durante el trayecto los escolares estarán acompañados por tres monitores, la monitora de integración social y dos madres colaboradoras. Los familiares de los alumnos podrán recogerlos a las 15.45. Los que estén inscritos en actividades extraescolares volverán al centro con los monitores a esa misma hora.

La dirección del centro espera que las obras estén acabadas a finales del mes de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios