Cádiz

El cáncer de próstata se trata con una nueva técnica

  • El hospital Puerta del Mar ha incorporado un nuevo sistema de radioterapia para esta patología guiada por imagen a través de marcas fiduciarias

El hospital universitario Puerta del Mar de Cádiz ha incorporado una nueva técnica de radioterapia guiada por imagen para el tratamiento del cáncer de próstata a través de marcas fiduciarias de oro.

La Junta de Andalucía ha informado en un comunicado de esta técnica, de la que ya se han beneficiado dos pacientes y que supone una importante mejora en la atención a su patología.

Los oncólogos radioterápicos de la Unidad de Atención Integral al Cáncer y radiofísicos hospitalarios de la Unidad de Radiofísica del centro gaditano han hecho posible la aplicación de este avance con la colaboración de especialistas de la Unidad de Gestión Clínica de Urología.

Y es que, la incorporación de estos últimos al proceso, hace posible que en una fase previa a la radiación, se inserten en la próstata cuatro semillas de oro, llamadas marcas fiduciarias, que permiten la identificación de la próstata antes de cada sesión de radioterapia, lo que conlleva un incremento de la exactitud en la administración del tratamiento, disminuyendo efectos adversos e incrementando la respuesta tumoral.

Desde la creación de la Unidad de Atención Integral al Cáncer que integra a los antiguos servicios de Oncología Médica, Oncología Radioterápica y Patología de Mama en 2010, la Dirección Gerencia del hospital universitario Puerta del Mar ha apostado fuertemente por la renovación tecnológica, incorporando un acelerador lineal de última generación con posibilidad de radioterapia guiada por imagen y radioterapia de intensidad modulada.

En el caso de la radioterapia guiada por imagen se trata de una técnica de captación de imágenes en tiempo real justo antes de cada tratamiento, lo que permite a los oncólogos localizar y enfocar los tumores prostáticos con gran exactitud y administrar más radiación de manera segura.

Además, cuenta con un sistema de detección de imágenes o flat panel de silicio amorfo, para obtener una representación tridimensional del paciente en la posición de tratamiento.

También puede comparar la exactitud del campo de irradiación en tiempo real con el campo de irradiación diseñado en el ordenador, lo que permite realizar correcciones in situ por desviaciones en el posicionamiento del paciente, por los movimientos propios del órgano donde se asienta el tumor, que pueden variar día a día, o por cambios en el tamaño del tumor por respuesta al tratamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios