Marítimas

El buque minero más grande del mundo escala en el puerto de Cádiz

  • Construido en 2009 en el astillero de La Naval, de Sestao, el Simon Stevin cuenta con una capacidad de 32.500 toneladas y una altura similar a un edificio de ocho plantas

El Simon Stevin se encuentra atracado en el Muelle Ciudad de la Cádiz capital. El Simon Stevin se encuentra atracado en el Muelle Ciudad de la Cádiz capital.

El Simon Stevin se encuentra atracado en el Muelle Ciudad de la Cádiz capital. / Joaquín Benítez (Cádiz)

La ciudad amanecía este lunes con un gigantesco barco atracado en el Muelle Ciudad, el Simon Stevin. No se trata de un crucero como es ya lo habitual en Cádiz sino que en esta ocasión es un impresionante buque minero que no sólo se caracteriza por su eslora, unos nada desdeñables 191 metros, sino, sobre todo, por su capacidad de carga: 32.500 toneladas y su calado de casi diez metros.

Se trata de un buque minero construido hace más de diez años en el astillero La Naval de Sestao para el armador Jan De Nul que llegó a la Bahía de Cádiz el pasado 26 de enero, donde quedó fondeado hasta este lunes, fecha en la que se ha acercado al Muelle Ciudad, en el que permanecerá amarrado hasta el miércoles para labores de avituallamiento y para cargar a bordo una pieza de 65 toneladas de peso que le llegará en las próximas horas. Al parecer se trata de una gigantesca pieza del timón que le llegará en camión en breve.

Se da la circunstancia de que el Simon Stevin viene del astillero portugués de Lisnave, en Setúbal, donde se ha sometido a una puesta a punto en fechas recientes. De allí se ha dirigido a la zona de fondeadero del puerto de Cádiz, en el que permanecerá en torno a un mes, hasta que no sea requerido para su próximo proyecto, que tendrá lugar en Nuakchot, capital de Maurtinania.

Durante su estancia de tres días en el Muelle Ciudad, el buque recibirá agua y combustible, algo que no está permitido en el caso de la Bahía de Cádiz, mientras está fondeado, según aclara José del Pino, responsable OperCádiz, consignataria que asesora a este buque durante su estancia en la Bahía de Cádiz.

Se trata de un buque minero de 191 metros de eslora, con tubo de descarga vertical con posición dinámica que puede descargar roca de manera precisa a una profundidad de 1.700 metros y que se utilizará en la industria 'off-shore', que instala tuberías de gas y petróleo a grandes profundidades. El 'Simon Stevin' cuenta con alojamiento para 70 personas, tiene una capacidad de 32.500 toneladas, un 25% más que el buque flotante más grande de este tipo hasta ahora, que tenía una capacidad de 25.960 toneladas, y puede descargar hasta 2.000 toneladas de piedras por hora.

Uno de sus primeros trabajos, por ejemplo tuvo lugar en Australia donde llevó a cabo sus dos primeros proyectos, en uno de ellos se encargó de tapar un tramo de tuberías submarino del gaseoducto Pluto, quese encuentra situado a 80 metros de profundidad, y en el otro se encargó de la construcción de otro gaseoducto en la zona. 

El Simon Stevin incorpora, según datos de sectormaritimos.es,  un módulo innovador para el sistema de tuberías de descarga vertical o fall pipe, que ha sido diseñado con la colaboración de la ingeniería holandesa Vuyk Engineering Rótterdam BV. Este módulo de 2.000 toneladas fue construido en Bélgica, y su magnitud podría compararse a un edificio de ocho plantas de altura. En el módulo situado en crujía es donde se ha instalado el sistema de tuberías de descarga vertical, compuesto por segmentos otramos de tubería de 12 metros de longitud, con un peso aproximadamente de entre 6 y 12 toneladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios