DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Precauciones para evitar el contagio del coronavirus en Cádiz ¿Cómo beber agua de una fuente en tiempos del Covid-19?

  • Los fabricantes de este tipo de surtidores recomiendan el uso de vasos personales o de un solo uso y que la boca no tenga contacto con el grifo

  • Aguas de Cádiz limpia y desinfecta más de cien fuentes de agua potable repartidas por la ciudad

Operarios municipales desinfectan las fuentes callejeras de la ciudad de Cádiz para evitar contagios. Operarios municipales desinfectan las fuentes callejeras de la ciudad de Cádiz para evitar contagios.

Operarios municipales desinfectan las fuentes callejeras de la ciudad de Cádiz para evitar contagios.

Actualmente no existe constancia científica de que el virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19) se transmita por el agua, es más, todo parece indicar que no es así. En un comunicado emitido el pasado 6 de abril de 2020, el Ministerio de Sanidad confirmó que hay consenso entre distintas organizaciones científicas, como la Organización Mundial de la Salud, el ECDC/CDC (Centers for Disease Control and Prevention) y la EPA (Environmental Protection Agency) en que el virus SARS-CoV-2 no ha sido detectado en aguas de consumo cuando están tratadas al menos con filtración y desinfección, ya que estos tratamientos eliminan o inactivan el coronavirus.

A pesar de todo, es de pura lógica lo que aseveran los fabricantes de las fuentes callejeras. Se debe evitar (siempre debería haber sido así incluso antes de la aparición del coronavirus) el contacto entre la boca del usuario y la boquilla del grifo del surtidor. Es todo pura lógica por mucho que las autoridades se vuelquen continuamente con la desinfección de estas fuentes callejeras, como está ahora mismo haciendo el Ayuntamiento de Cádiz.

Canaletas, compañía fabricante de fuentes de agua con sede en Barcelona, asesora a sus clientes sobre el uso seguro de fuentes de agua durante la pandemia de COVID19, recordando a todos los usuarios que la forma más higiénica e inocua de utilizar fuentes de agua para beber, rellenar vasos u otros recipientes, es mediante un surtidor protegido, donde el agua sale de abajo hacia arriba. Por varios motivos:

-El surtidor está protegido mediante una concha para que no se pueda acercar la boca a él.-Para rellenar cualquier recipiente, forzosamente debe realizarse en el tramo donde el agua está cayendo. Físicamente es imposible hacerlo tocando el surtidor.-El flujo de agua hacia fuera impide que cualquier bacteria o virus pueda retroceder por el agua.-El agua desechada va directamente al desagüe. El consumo de agua en fuentes de agua es una práctica segura. Así lo afirman distintas entidades relacionadas con el sector de las fuentes de agua y el agua embotellada, como WE (Watercoolers Europe), ADEAC (Asociación de Distribuidores, Envasadores y Productores de Agua en Cooler) o Aqua España. “En el caso de fuentes de agua con llena-vasos o llena-botellas, su uso es seguro si se toma la precaución de no tocar el final del tubo con la boca de la botella. La eliminación del surtidor de agua puede ser contraproducente por cuanto cualquier persona que quiera beber, si no dispone de vaso o botella, puede tener la intención de beber directamente del llena-vasos”, explican los responsables de Canaletas. Canaletas ofrece otras recomendaciones como limpiar el plato superior de la fuente con más frecuencia de la habitual con algún desinfectante a base de alcohol y ha elaborado un protocolo específico ante el Covid-19 para el correcto mantenimiento y puesta en marcha de las fuentes de agua. Además, Canaletas ha potenciado la fabricación de fuentes ‘manos libres’, fuentes que no requieren la utilización de las manos para su funcionamiento, tras el aumento de demanda experimentada con motivo de la pandemia.

Aguas de Cádiz limpia y desinfecta más de cien fuentes de agua potable repartidas por la ciudad

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha desinfectado y limpiado las 102 fuentes de agua potable que están repartidas por toda la ciudad de Cádiz, tanto las nuevas instaladas del llamado ‘modelo Cádiz’ como el resto de surtidores de modelos anteriores.

La puesta a punto de todas estas fuentes se ha ido haciendo de manera progresiva desde el lunes 4, y el pasado viernes se terminaron de limpiar las últimas. Los trabajos han consistido en la limpieza en profundidad (retirada de hierbas, pegatinas…) de cada una de ellas tras el confinamiento, la revisión del funcionamiento hidráulico para comprobar sobre todo que los pulsadores funcionen bien y no queden los grifos abiertos innecesariamente, y la desinfección con productos adecuados.

A diferencia de lo que se ha hecho con las fuentes ornamentales, que habían permanecido apagadas durante seis semanas, las fuentes de agua potable sí que han estado funcionando durante todo este periodo de Estado de Alarma, toda vez que prestan un servicio público esencial.

Aunque, lógicamente, haya disminuido el uso de las fuentes, Aguas de Cádiz consideró en su día no suspender su actividad puesto que podrían atender a personas que, bien por necesidad o bien por el desempeño de su trabajo, tuvieran que recurrir a ellas. Después de haber examinado y actuado en todas las fuentes de agua potable, Aguas de Cádiz ha intensificado la programación periódica para la desinfección y limpieza mientras dure la crisis sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios