Bandera LGTB| Cádiz "La denuncia de los abogados cristianos contra 'Kichi' es un ataque de Vox al colectivo LGTB“

  • "No vamos a dar marcha atrás ante esta denuncia fascista y elegeteifóbica", dice la concejala Lorena Garrón

  • Los colectivos llaman a los gaditanos a llenar de banderas arco iris los balcones de la ciudad

Un ataque de la ultraderecha, con Vox en la sombra. Un desalojo simbólico de todo un colectivo de las instituciones y de los espacios públicos con vocación de convertirse en real y físico. Un atentado contra derechos y libertades conquistados con mucho esfuerzo y dolor frente a encarcelamientos, palizas, cabezas rapadas y el estigma social. Un síntoma de retroceso de quienes añoran aquella ley de vagos y maleantes que bastaba para arrebatarles la libertad. Todo eso es lo que ven los miembros de los colectivos LGTBIQ en la denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos contra la izada de la bandera arco iris en el Ayuntamiento de Cádiz con motivo de los actos en torno al Día del Orgullo. Y en la orden judicial de retirarla.

Ayer por la tarde, su arriada del mástil de Alcaldía por imperativo judicial se convirtió en un acto de rechazo y repulsa, pero también de orgullo, de mucho orgullo, en el que participaron unas trescientas personas cumpliendo con todas las medidas de prevención frente al coronavirus. Querellado por los abogados cristianos por supuesta prevaricación y desde ayer, también por desobediencia, por no retirar la enseña en menos de 72 horas, el alcalde, José María González, arrió la bandera arco iris, pero para entregársela a representantes del colectivo en el balcón de la Casa Consistorial. Convocaban el acto las asociaciones Cádiz Diversa, Cuerpos Periféricos en Red y Aghois LGTB+ Cádiz.

En esta ocasión, Kichi no hizo declaraciones, pero sí su concejala de Feminismos y LGTBIQ+, Lorena Garrón. “Esto demuestra que debemos seguir caminando, dando pasos hacia la construcción de una sociedad diversa e igualitaria. Y es un camino lleno de piedras, porque una orden judicial y una denuncia fascista y elegetebeifóbica pretende impedírnoslo”, dijo. “No vamos a dar marcha atrás, vamos a seguir poniendo banderas en los balcones como símbolo de diversidad, de igualdad y de una sociedad más justa”, aseguró.

“Quienes afirman que el izado de la bandera LGTBIQ vulnera el principio de neutralidad ideológica que deber regir en las instituciones olvidan que la no discriminación, la libertad sexual o el derecho a la propia personalidad que simboliza esa bandera son principios que responden a consensos democráticos que han costado décadas alcanzar y que algunos se empeñan en arrebatarnos, no solo al colectivo LGTBIQ, sino al conjunto de la ciudadanía”, sostuvo el portavoz que leyó el manifiesto conjunto.

“El reconocimiento de los derechos LGTBIQ, incluida la expresión de sentimientos individuales o colectivos en el espacio público y en las instituciones, no es solo una cuestión de justicia con una minoría, es también un imperativo democrático que ensancha la libertad de cada miembro de la sociedad”, añadió. “Vecinas, vecinos, vecines de Cádiz:Colocad la bandera arco iris en vuestros balcones”, concluyó.

“Estamos para manifestar nuestra repulsa a esta decisión judicial que ha cedido a la ofensiva de los grupos ultraconservadores, porque en los Ayuntamientos también se cuelgan otro tipo de emblemas que son expresión de sentimientos colectivos o individuales y no se genera este conflicto”, dijo José García, portavoz de la asociación Cuerpos Periféricos en Red. “La sentencia del Tribunal Supremo sobre la bandera canaria no se pronuncia sobre símbolos que representan a colectivos y a movimientos sociales”, añadió.

“Entendemos que es un golpe a la igualdad, a la visibilidad de todo un colectivo que debemos rechazar absolutamente”, dijo Diego Boza, abogado y portavoz de la Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía, que se ha personado en el caso. “El Supremo no dictamina que no se puedan colgar en las instituciones banderas no oficiales, sino que hay un deber de neutralidad política. Y estamos hablando de una bandera que promueve la visibilidad de la igualdad por razón de orientacion sexual, un deber de las instituciones que recoge la Constitución”, explicó.

“Esto no es otra cosa que un ataque al colectivo LGTB por parte de la ultraderecha de este país. Detrás de Abogados Cristianos está Vox, los que intentan coartarnos la liberttad abanderando la Constitución. Y la Constitución es igualdad y libertad, y ellos no están a favor de ninguna de las dos", dijo Jaime Zamora, presidente de Aghois LGTB+ Cádiz.

“¿Tanto molesta esta bandera?", reflexiona Antonio Gallardo, un veterano líder vecinal y activista LGTB."Cuando la enarbolamos en las manifestaciones vemos a personas de 80 o 90 años con lágrimas en los ojos, recordando lo que pasaron quienes nos precedieron: que fueron rapados, que fueron metidos presos, que sufrieron calamidades, enfermedades, que fueron enviados a campos de concentración, que muchos se suicidaron... Por eso nuestra bandera representa el orgullo de haber luchado contra todo aquello y de que se haya superado", argumenta emocionado.

"La bandera arco iris representa el respeto por todas las personas, la libertad para todas ellas y un mensaje cristiano, el más cristiano de todos: amaos los unos a los otros. Y somos muy felices de que esa bandera, que no ofenda a nadie, signifique amor. No entiendo que unos mal llamados cristianos, en vez de denunciar a todos esos obispos y cardenales condenados por pederastia o actos inmorales, dediquen su tiempo a quitarnos una bandera que significa amor. Lo próximo ¿qué es? ¿que vuelvan a aplicarnos una ley de vagos y maleantes?", se pregunta Antonio.

+

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios