DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

participación ciudadana | una unión histórica

"El alcalde no escucha a sus vecinos"

  • Las asociaciones de vecinos amenazan con iniciar movilizaciones en los barrios porque José María González no los recibe Temen que se les vaya a ningunear con "comisarios políticos"

El movimiento vecinal en Cádiz ha decidido ponerse en pie de guerra contra el equipo de Gobierno: "El alcalde no nos escucha" fue la frase lapidaria con la que el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril, Gonzalo Pando, inició la rueda de prensa que realizó acompañado de un buen número de líderes de las entidades de barrio de toda la ciudad. La imagen era casi inédita, tal y como decía Francisco Gómez, de Cádiz Centro: "El alcalde ha conseguido en solo cinco meses lo que no ha conseguido nadie en muchos años, poner a todas las asociaciones de vecinos de acuerdo". Prácticamente desde que el anterior equipo de Gobierno instaurara la supertasa nada más llegar a San Juan de Dios, no conseguía unirse gran parte del movimiento vecinal.

"Se le llena la boca hablando de sus vecinos y vecinas pero la realidad es que nos ignora y nos ningunea", dijo Gonzalo Pando en referencia al alcalde José María González (Por Cádiz sí se Puede). Una de las principales demandas que tienen las entidades vecinales es la de celebrar una reunión con el propio alcalde para conocer de primera mano cuál es el modelo de participación vecinal que tiene.

En el caso de que no se les atienda, pese a los escritos que han enviado pidiendo esta reunión, están dispuestos a movilizar los barrios y llegar a las acciones de protesta que decidan, algo que harán en la próxima reunión del Consejo Vecinal, que tendrá lugar a principios de diciembre.

Esto se produce en un momento en el que desde las asociaciones de vecinos se tiene una gran inquietud ante la posibilidad de que el actual equipo de Gobierno pretenda sustituir la labor que vienen prestando desde hace muchos años "con unos comisarios políticos".

En diversas declaraciones del equipo de Gobierno se ha lanzado la idea de crear unas asambleas de barrio donde estarían muchos más colectivos, además de las AAVV y ciudadanos independientes y entre todos ellos un responsable del barrio. Gonzalo Pando dijo que el concejal de Participación Ciudadana, Adrián Martínez de Pinillos, "nos ha dicho incluso que este comisario político va a cobrar por ello con un contrato de cuatro o cinco horas diarias. Nosotros le decimos que ese dinero se lo gaste mejor en las asociaciones de vecinos".

Tanto Gonzalo Pando como el resto de los líderes vecinales que intervinieron en la rueda de prensa que tuvo lugar ayer en la sede de 5 de abril en el barrio de Santa María dijeron que ellos tienen tanta legitimidad como el alcalde porque han sido elegidos democráticamente por sus vecinos, por lo que quieren conocer "qué tipo de funciones va a tener este comisario político, si va a cobrar y cómo va a ser elegido entre otras cuestiones". Los dirigentes vecinales dicen que se niegan a convertirse solo en organizadores de actos sociales y culturales.

En este sentido defendieron el papel que tienen como receptores y gestores de los problemas que tienen sus vecinos y de las demandas del barrio en general y de sus ciudadanos. El presidente de la AVV Tres Torres de Santa María, José Rodríguez, ponía como ejemplo que la sede está abierta gran parte del día pero cuando no lo está la gente toca el telefonillo del presidente para tratar de solucionar sus problemas. De este modo, dijo que hay mucho más que problemas para pagar el alquiler o los recibos de luz y agua, "como al niño que le faltan unos zapatos, o el padre que tiene que duchar con agua fría a sus tres hijos porque se le ha roto el calentador. Todos esos problemas los afrontamos nosotros".

Los dirigentes vecinales también incidieron en que hace falta un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, el cual se encuentra obsoleto, y también pusieron el dedo de la llaga con los problemas que están teniendo para recibir las subvenciones ante la falta de liquidez del Ayuntamiento.

Gonzalo Pando, con un tono muy coloquial, llegó a hablar de "falta de respeto" cuando les ha atendido el concejal de Participación Ciudadana, Adrián Martínez de Pinillos, donde incluso imitó la postura que toma el edil a la hora de hablar con ellos.

El representante de Loreto, Manuel Salomón, explicó que cada vez que tienen en la agenda una reunión con el edil, ésta se cancela una hora o tres cuartos de hora antes, "por lo que hemos decidido programar otras actividades alternativas cada vez que hay una reunión para no perder el tiempo".

Pando aseveró que cuando alguien se encuentra con el alcalde "es un visto y no visto porque prácticamente desaparece al momento".

Los dirigentes vecinales dejaron muy claro que ellos "no miran el color político" del partido que gobierna en San Juan de Dios porque "hemos trabajado con Carlos Díaz y con Teófila Martínez". Sin embargo, se muestran sorprendidos porque "un partido que pregona ser de izquierdas se va a poner en contra de lo que se ha luchado desde siempre".

Pando aclaró que los vecinos quieren estar presentes en todas las mesas participativas pero dejó un recado y es que "a pesar de los problemas que pudo haber con el anterior equipo de Gobierno, éste nos dio más participación. Van a conseguir hacer buenos a los que había antes".

Francisco Gómez avanzó que una de las primeras medidas que van a tomar es la de pedir audiencia pública con el alcalde, tal y como lo especifica diversa normativa y el Reglamento de Participación Ciudadana vigente "para que nos tenga que escuchar".

Los vecinos vienen quejándose desde hace tiempo sobre la falta de diálogo por parte del actual gobierno municipal y también sobre el hecho de que las asambleas de barrio puedan anular la labor que ejercen ellos en los barrios.

Uno de los partidos con representación en el Ayuntamiento que ayer se pronunció acerca del inicio de rebelión de los vecinos, fue Ciudadanos. Su portavoz Juan Manuel Pérez Dorao considera que contar con las asociaciones de vecinos "es de vital importancia. Estas no dependen de ningún partido político, tienen autonomía propia y ese es su máximo valor".

Pérez Dorao entiende que trabajan de una forma altruista por sus vecinos "y tienen que ser tomados en cuenta en temas tan importantes como los asuntos sociales y la vivienda y no únicamente como organizadores de temas culturales, que es lo que quiere el actual equipo de Gobierno".

El portavoz afirma de manera categórica que "no es normal que en seis meses el equipo de Gobierno no se haya sentado a hablar con las asociaciones de vecinos. Eso demuestra que no creen realmente en la participación ciudadana".

Esta formación asegura que ha nombrado delegados de barrio para que los presidentes y las asociaciones les hagan saber las quejas e inquietudes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios