Acuerdo Ayuntamiento de Cádiz-Zona Franca “Zona Franca está llamada a ser el motor económico, social y del conocimiento de Cádiz"

El alcalde de Cádiz y el delegado de la Zona Franca, durante el encuentro con Diario de Cádiz.

El alcalde de Cádiz y el delegado de la Zona Franca, durante el encuentro con Diario de Cádiz. / Lourdes de Vicente

Tengo sentados frente a mi al alcalde de Cádiz, José María González, y al delegado del Estado en la Zona Franca, Fran González. Apenas unos minutos antes han firmado en el Ayuntamiento un protocolo de colaboración entre las dos instituciones que tiene como objetivo recuperar el potencial industrial del Consorcio y acelerar la recuperación, cuyo desarrollo se hace eterno ya, del polígono exterior.

La charla, en la azotea de la sede de la Asociación de la Prensa, en la calle Ancha, me traslada una imagen de absoluta colaboración de las dos instituciones, con un denominador en común: trabajar por Cádiz y los gaditanos.

Si una conversación entre los dirigentes de estas administraciones, tan íntimamente ligadas una a otra, podría considerarse algo normal, lo cierto es que lo primero que comento es que los dos, juntos, charlando amistosamente, trasladan una imagen que se había perdido no solo en Cádiz sino en el resto del país: dos contrarios capaces de dialogar, de dejar a un lado sus fundamentos políticos y pensar en un bien común, que en este caso es nuestra ciudad, su ciudad.

Metidos como estamos en plena pandemia, con la mayor crisis sanitaria, económica y social en un siglo, la clase política en España nos está dejando una imagen desoladora de enfrentamiento continuado. Frente a ellos, quienes lideran el Ayuntamiento de Cádiz y la Zona Franca se han bajado de este nefasto tren y se han subido a otro de futuro.

Es una buena forma de comenzar, aunque también deja el listón muy alto, porque el protocolo firmado el pasado jueves, ambicioso en su contenido y en su proyección, sólo puede salir adelante si esta conexión se mantiene en el tiempo.

José María González y Fran González. José María González y Fran González.

José María González y Fran González. / Lourde de Vicente

--El Ayuntamiento de Cádiz y la Zona mantienen una relación de décadas. ¿Qué cambia con este nuevo protocolo?

-(Fran González) "Es una cuestión de convencimiento y de necesidad obvia. Cuando los ciudadanos han estado viendo broncas, nosotros tenemos la oportunidad de analizar los problemas de la ciudad y ser capaces de acordar un modelo de convivencia para su desarrollo".

-(José María González) "Quienes han servido en el Ayuntamiento salen con una visión de Cádiz que es muy recomendable. Pasó con Teófila Martínez y pasa con Fran González. Les confiere una mirada sobre la ciudad muy clara. Este protocolo es una declaración de intenciones del Ayuntamiento dirigida a una persona con experiencia en la gestión de la administración. Si somos suficientemente inteligentes y no nos dejamos llevar por los elementos partidistas, (este acuerdo) tiene que ser bueno para la ciudad. Quienes antes ostentaron el cargo de delegado del Consorcio sí podían tener experiencia en la administración, pero en su mayoría no en la vida municipal y no tenían esta mirada de Cádiz para Cádiz, lo que nos permite ahora tener grandes expectativas".

--En tiempos de enfrentamientos entre las administraciones, y recordando también la etapa en la que los dos coincidieron en el Ayuntamiento con una relación muy tensa, esta imagen de consenso puede provocar sorpresa.

-(F.G.) "Lo verdaderamente revolucionario es entenderse. Hubo épocas en la que no fuimos capaces de ser comprensivos unos con otros y ahora tenemos esa obligación, y llegar a acuerdos que rompan esquemas”.

“Esto es sustancialmente el progresismo, mi mirar para atrás, sino ver qué podemos construir juntos. Antes, cada uno intentó hacerlo lo mejor posible . Ahora sabemos comprender el papel que jugamos".

–(J.M.G.) "En el contexto actual, los políticos no trabajan de acuerdo con la defensa de la vida, así que nosotros nos pongamos de acuerdo, olvidando el pasado, también creo que es revolucionario".

"Veo en Fran González una mirada cómplice, una mirada que en todos estos años como alcalde sólo he visto en la Universidad y no en el resto de las administraciones, en las que siempre he encontrado problemas, reproches y zancadillas. Es muy incómodo estar arrancando cosas que todo el mundo entiende como positivas, como Valcárcel, la Ciudad de la Justicia o el Teatro del Parque. Eso me entristece y me hace entender la desafección de la gente por la política".

"Por eso considero que todos los políticos deberían de pasar por el municipalismo, donde los problemas de las personas tienen nombre propio. Por eso estoy tan contento de un día como hoy, porque caminar de la mano de la Zona Franca es normal, no lo que pasaba hasta ahora".

-(F.G.) "Temas como Valcárcel, donde hicimos un trabajo muy intenso y discreto y que iba tan bien encaminado hasta el cambio de gobierno (en la Junta), es lo que genera frustración entre los ciudadanos".

El alcalde de Cádiz. El alcalde de Cádiz.

El alcalde de Cádiz. / Lourdes de Vicente

--En plena pandemia, con la crisis que ha provocado en nuestra economía, ¿cuál es el papel que debe de jugar el desarrollo industrial en la Zona Franca?

–(J. M.G.) "Un papel protagonista. Hay determinados sectores económicos que si bien son importantes, como el turismo, chocan con su permeabilidad. La Zona Franca, sin embargo, significa la industria de la ciudad, con el complemento de sectores como el portuario o el naval".

"La Zona Franca está llamada a ser el motor económico, social y del conocimiento de Cádiz, pues es para nosotros una singularidad que hay que aprovechar como no ha pasado hasta ahora. Fran sabe por descontado que esta empresa no es sencilla, pero sabe también que va a tener a su lado al Ayuntamiento".

-(F.G.) "La Zona Franca está ligada a la ciudad; la ha sostenido muchas veces. Pero el Consorcio ha visto desvirtuada su imagen cuando se pone a construir un estadio que acaba lastrando sus cuentas. Eso nos lleva ahora a un modelo que es recuperar sus orígenes".

"El protocolo es una pieza esencial para recuperar este suelo industrial, con un modelo para el que contaremos con el apoyo de las empresas municipales. Un ejemplo va a ser la Zona Base, además de ser muy selectivos con lo que se instala en el recinto fiscal, que tendrá como complemento el espacio exterior".

–-¿Y cuál va a ser el modelo de esta renovada Zona Franca?

–(F.G.) "Nuestra mirada es muy ambiciosa porque es la línea que marca Europa centrada en la transición ecológica, y aquí la presencia del Ayuntamiento juega un papel relevante".

-(J.M.G.) "Es una apuesta por un cambio de modelo productivo tras el fallo del modelo tradicional. Tenemos suelo, posibilidades y una visión clara. Por ello podemos aspirar a la excelencia en la eficiencia energética, la economía azul. Una excelencia ligada al conocimiento, donde entra la Universidad".

"Como Ayuntamiento jugaremos un papel importante con la implantación de la economía social, con el asociacionismo y la apuesta por la empresa local, que mueve el dinero de forma circular y beneficia a la ciudad".

El delegado del Gobierno en la Zona Franca. El delegado del Gobierno en la Zona Franca.

El delegado del Gobierno en la Zona Franca. / Lourdes de Vicente

--El actual PGOU, tras el acuerdo en su día con la Zona Franca, planteaba viviendas, pequeños hoteles, zonas verdes, en el polígono exterior. ¿Ser va a mantener este diseño?

–(F.G.) "La OPEX (la oficina creada por las dos instituciones hace más de una década) hizo un censo (de empresas) que habrá que actualizar, constatando la atomización de muchas parcelas (lo que siempre ha retrasado el plan en el polígono exterior). Ahora, el Ayuntamiento y la Zona Franca vamos a asumir el liderazgo para urbanizar toda esta trama".

"En esta operación, cualquier suelo que sea industrial tiene que seguir siéndolo, pero con un modelo del siglo XXI, por lo que este PGOU está desfasado pues planteó una operación de otra época, sin basarse en la necesidad social".

-(J.M.G.) "Totalmente de acuerdo. Cádiz no se puede permitir el lujo de darle otro uso a estos suelos, porque es un préstamo de las generaciones futuras y les haríamos un flaco favor destrozándolos. Además era un modelo de una época que ya ha pasado".

"Vamos a coger los toros por los cuernos y si nos tenemos que sentar con los propietarios, lo haremos".

-(F.G.) "En el polígono exterior ya estamos haciendo cosas bajo el nuevo modelo, como todo lo de Ibérica Aga, que va a ser un ejemplo de uso adecuado (en la denominada Zona Base). En todo caso es iluso pensar que en tres años se van a solucionar los problemas, lo que sí se hará es dar soluciones porque tenemos muy claro por dónde tenemos que ir. Con una visión global de los espacios productivos de carácter complementarios, en los que necesitaremos la complicidad no solo de la Universidad de Cádiz sino de las restantes administraciones. Ahora es el momento de preparar los espacios, de preparar la maquinaria".

--¿Temen que otras administraciones no apoyen de forma adecuada? Porque está claro que este es un proyecto ambicioso y costoso y que, además, obliga a agilizar trámites burocráticos que sobrepasan al propio municipio.

-(J.M.G.) "Si en un principio no conseguimos la complicidad deseable, siempre podemos conquistarla. Si otras administraciones son reacias a colaborar, al final si ven que se está trabajando de forma leal no podrán quedarse fuera".

"Nosotros llegamos al gobierno del Ayuntamiento sin que nadie se fiase y han ido descubriendo que somos gente seria, como ya ha pasado con nuestra colaboración leal con la Zona Franca y con la Autoridad Portuaria. Espero así que la resistencia de otras instituciones no se mantenga. Porque sólo así Cádiz va a conquistar su futuro".

-(F.G.) "La gente tiene que tener claro que nos dejamos el alma en este proyecto, que no buscamos titulares, sino mucho trabajo y mucho esfuerzo. Y que en este momento no cabe otro escenario posible. Ahora es el momento de utilizar todos los recursos que tenemos en nuestra mano".

-(J.M.G.) "Lo que hay es que partirse la cara para que el esqueleto del polígono exterior se transforme en un espacio preparado para el desarrollo industrial. Cádiz no se merece mentiras y yo no soy de los que prometen cosas que no van a salir, por eso vamos a esforzarnos todos en este convenio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios