Cádiz

ZF quiere un polígono exterior con vida más allá de las ocho de la tarde

  • Se pretende poner en marcha antes de verano, con el Ayuntamiento, la oficina que gestionará el desarrollo de los terrenos · De Mier no descarta viviendas y comercios que complementen el espacio económico

La reforma integral del polígono exterior de la Zona Franca es uno de los planes estrellas del nuevo Plan de Ordenación Urbana actualmente en elaboración. Desaprovechado y degradado en su mayor parte, tanto el Ayuntamiento como la Zona Franca han asumido la necesidad de dar un cambio radical a los más de 400.000 metros cuadrados que ocupa el polígono, que al fin y al cabo son los últimos terrenos que pueden dar cabida a nuevas industrias y crear así empleo, en el término urbano.

La necesidad de reordenar este espacio viene de lejos, de muy lejos, pues fue con los últimos ayuntamientos del PSOE, hace quince años, cuando se planteó la urgencia de esta cambio. En años posteriores, ya con el PP en el poder, se elaboraron planes nunca ejecutados. Todo ello ha incrementado un estado de abandono que se une a la sensación de desaprovechar un suelo tan valioso en una ciudad que adolece tanto del mismo.

Ante esta situación, urge acelerar el desarrollo de la reforma. En este sentido, la previsión es que antes del inicio del próximo verano se ponga en marcha la oficina que va a gestionar esta actuación en la que participan el Ayuntamiento y la Zona Franca.

El Consorcio tiene claro que hay que reflexionar con tranquilidad y, sobre todo, con datos sobre la mesa "y no sólo con teoría", para cerrar un diseño adecuado "y viable" para todo este suelo, según destacó a Diario de Cádiz el delegado del Estado en la Zona Franca, José de Mier.

Para De Mier: "Hay que tener muy clara la viabilidad económica de esta actuación. Va a ser necesario el acuerdo con muchos propietarios y eso supone dinero y mucho tiempo de gestión para algo que sólo saldrá adelante cuando todos ganen. Por ello debemos iniciar todo el proceso en el menor plazo posible".

Tiene claro el delegado de la Zona Franca que limitarse a levantar nuevas naves para empresas puede acabar siendo un error. "No es lógico que el polígono se quede vacío a las ocho de la tarde. Necesitamos equipamientos y viviendas que den vida a toda la zona y eso hay que estudiarlo bien y valorar su viabilidad".

Asume, en todo caso, que el desarrollo del polígono exterior se plantea en un momento económico especialmente delicado. "No es lo mismo diseñar en época de vacas gordas que en tiempo de crisis. Tal vez eso sea positivo porque nos obligará a diseñar con valentía, con imaginación. Con ideas que se puedan desarrollar en cualquier momento. Eso nos obligará a ir más al detalle y no quedarnos sólo con la filosofía de la actuación lo que a la larga nos garantizará más fácilmente su ejecución".

Desde que el Ayuntamiento proyectó su nuevo diseño para el polígono exterior hace ya cuatro años, las relaciones entre las dos instituciones han sido constantes. "Mantenemos una buena sintonía con el Ayuntamiento", reconoce José de Mier, para quien la puesta en marcha de este proyecto es esencial para el afianzamiento del desarrollo económico de la capital. "Debemos trabajar en el sentido de conseguir un Cádiz bonito y posible, pensando bien las cosas", concluye el delegado del Estado en el Consorcio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios