Cádiz

Vila llevará al pleno de este mes la ordenanza de terrazas ya pactada

  • El documento está consensuado y cerrado al 95%; sólo quedan flecos tras la reunión de ayer

Una terraza en la Plaza Candelaria, uno de los lugares bien gestionados, según los peatones de La Zancada. Una terraza en la Plaza Candelaria, uno de los lugares bien gestionados, según los peatones de La Zancada.

Una terraza en la Plaza Candelaria, uno de los lugares bien gestionados, según los peatones de La Zancada. / joaquín pino

Comentarios 1

El primer teniente de alcalde y concejal delegado de Vía Pública del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, dijo ayer que esperan poder llevar al pleno del próximo mes de julio la ordenanza reguladora de la ocupación de mesas y sillas de hostelería en la vía pública para su aprobación inicial. Martín Vila se ha mostrado contento con el desarrollo del trabajo realizado con los distintos agentes sociales implicados.

Después de la reunión celebrada ayer, a la que asistieron representantes de Facua, la Federación 5 de abril, Horeca, Once y Agadi -el portavoz de La Zancada ha disculpado su ausencia-, Martín Vila ha destacado el consenso existente entre todos que ha permitido que el documento que se elevará a pleno "esté al 95%" de su realización. El concejal ha señalado que la redacción final está a "expensas de cuestiones menores que estarán resueltas en dos semanas".

Como novedad, Martín Vila ha señalado que los presentes han acordado crear una mesa de seguimiento que permita resolver la configuración de los espacios singulares que se recogen en la ordenanza durante su aplicación, así como situaciones de conflicto que puedan generarse entre vecinos, hosteleros, colectivos de movilidad de reducida y peatones.

Vila ha destacado que todas las aportaciones recibidas han enriquecido el borrador de propuesta que presentó el Equipo de Gobierno, "demostrando así la importancia de desarrollar procesos de participación como éstos".

El acuerdo va a permitir "garantizar los itinerarios peatonales accesibles, así como el paso de vehículos de emergencia y priorizar el uso público y comunitario en las plazas frente al uso privativo, aunque haciéndolo compatible", dijo el concejal.

El documento que se llevará al pleno recoge tanto las reivindicaciones de vecinos, personas con discapacidad, peatones y consumidores como muchas de las de los hosteleros. Durante la penúltima reunión, que se celebró hace casi un mes, se consensuaron seis de las peticiones del sector: la eliminación de la limitación de las terrazas en función del aforo del establecimiento. Que se contemplen mínimas y justificadas excepciones en las medidas mínimas de los trayectos peatonales en algunas de las calles más estrechas del casco antiguo. Lo mismo en el paso reservado a servicios públicos y vehículos de emergencia. Cierta flexibilidad también en los porcentajes de las plazas reservados para el uso público. La no prohibición taxativa de los carteles. Y, por último, una alternativa a las rosetas de acero inoxidable que no sea tan costosa y, de mantenerse, que sean mate y antideslizantes, a petición de la ONCE.

El aforo de los locales no determinará el máximo que podrá alcanzar el de las terrazas como criterio general, pero se mantendrá en el caso de que varios establecimientos opten al uso del mismo espacio público.

Los pasos peatonales libres de obstáculos, es decir, el ancho de acera que tiene que dejar libre cualquier terraza , se mantiene en 1,80 metros, tal y como establece la normativa nacional. Pero en determinadas calles del casco antiguo, podrá ser excepcionalmente de 1,50, siempre que se cumplan una serie de requisitos que garanticen el libre tránsito. Igualmente seguirá siendo de obligado cumplimiento la reserva de tres metros en cualquier calle para el paso de vehículos de servicios públicos y de emergencias, pero se podrá reducir a 2,50 en determinadas vías del centro histórico el responsable o los responsables del establecimiento se comprometen a retirar el mobiliario en un tiempo mínimo estimado en el caso de que se produjese una emergencia. Habrá cursillos y unos ensayos entre los profesionales.

En las plazas, la reserva de un 70% de su superficie total para el uso público se mantiene, pero en casos excepcionales y en función de los planes especiales que se elaboren esa proporción podrá llegar a ser de hasta de un 60%. De esta manera quedaría entre un 40% y un 33% para la instalación de terrazas , a repartir entre todos los establecimientos de la plaza.

Los carteles informativos -no se permiten los que contengan publicidad- se autorizan dentro de los límites de la terraza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios