Patrimonio de Cádiz

La Santa Caridad sigue rehabilitando San Juan de Dios con fondos propios

  • Tras modernizar todo el sistema eléctrico del templo ha empezado la obra de restauración de una de las dos puertas de acceso, a la que seguirá de manera inmediata la de la plaza

Portada de la iglesia de la Santa Caridad que da a la calle San Juan de Dios Portada de la iglesia de la Santa Caridad que da a la calle San Juan de Dios

Portada de la iglesia de la Santa Caridad que da a la calle San Juan de Dios / Jesús Marín

La hermandad de la Santa Caridad conserva en propiedad uno de los elementos destacados del patrimonio de la ciudad. Una iglesia con un elevado legado artístico en su interior y con una no menos importante historia al estar enclavada en la muralla medieval y haber sido testigo, en la misma esquina, de la vida gaditana desde hace siglos. Y pese a la ausencia de colaboración de administraciones y entidades privadas, o a la espera de que estas lleguen, la institución religiosa sigue avanzando en los trabajos de rehabilitación del templo, que ahora se centran en la restauración y recuperación de uno de los dos accesos, el situado en la calle San Juan de Dios, después de haber renovado y actualizado todo el sistema eléctrico de la iglesia.

En concreto, los trabajos ya iniciados, y que está realizando la empresa gaditana Almenara (especializada en la rehabilitación de la piedra), se centrarán en el tratamiento y conservación de la portada de piedra, que se está deteriorando y sobre la que existen varios requerimientos del Ayuntamiento; y también en la intervención en la carpintería, para recuperar una puerta que lleva inutilizada desde los años 90 y que se considera de bastante importancia al tener un acceso sin barreras para las personas con problemas de movilidad.

Durante estos meses de trabajo, se van a eliminar unas garras de hierro que sostenían las piedras y que van a ser sustituidas por varas realizadas con fibra de vidrio, y se va a sustituir la piedra que se considere irrecuperable por otra nueva de mayor calidad y durabilidad.

De hecho, todo hace indicar que esta portada de la calle San Juan de Dios no es la original, sino que se trataría de un elemento superpuesto que se colocó en su día. Pero en las catas previas que se han realizado no ha aparecido resto alguno de esa portada antigua u original, que se habría perdido.

Además de esto, se recuperará el portón de acceso –que fue sustituido en su día por la reja donde recibía culto la imagen de San Rafael– y se va a restaurar en su totalidad, siendo intención de la hermandad colocar los característicos tachones de bronce en las puertas y recuperar también el color propio de la madera de las puertas.

El tiempo que necesite el tratamiento de la piedra y el que requieran los trabajos de carpintería (que cambiarán dependiendo de si se pueden realizar allí mismo o necesitan de un traslado del portón a otro centro) marcará la duración final de este proyecto que devolverá a San Juan de Dios su segunda puerta de acceso, sin barreras y escalones como la que está situada junto al Ayuntamiento.

De hecho, la intención de la hermandad es que una vez culmine la intervención en esta puerta se comience automáticamente el trabajo en la otra, cuya rehabilitación también está en el proyecto realizado por Almenara así como en los permisos y licencias que se han tramitado.

Para financiar todo esto, a la espera de ayudas o patrocinios públicos o privados, la hermandad mantiene una campaña de micromecenazgo (mediante donaciones periódicas) a la que van a unir también ahora otra campaña para donaciones más puntuales con las que poder seguir afrontando este difícil –y solitario– reto de conservar una de las joyas patrimoniales de la ciudad. “Todo ello sin abandonar la caridad, que va en nuestro adn”, concluye el hermano mayor, Juan Antonio García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios