Cádiz

El Puerta del Mar avanza en la humanización del parto

  • Más de 170 mujeres con cesárea programada recibieron en 2012 información personalizada

El Hospital Puerta del Mar ha avanzado en los últimos años en la humanización de los partos. Un ejemplo es el protocolo que se puso en marcha en el año 2011 para informar de manera personalizada a las embarazadas que ingresan para una cesárea programada. El año pasado se beneficiaron 173 mujeres de este programa, enmarcado en el Plan de Humanización de la Atención Perinatal de la Consejería de Salud y Bienestar Social.

Carmen Colombo, supervisora de matronas del Puerta del Mar, afirma que esta iniciativa ha tenido una gran aceptación entre las parejas, "porque para ellas es muy importante saber qué va a pasar y cómo tienen que actuar".

Señala que cuando las embarazadas ingresan el día antes de una cesárea programada, un equipo formado por una matrona y una auxiliar de enfermería visitan a la pareja y le comentan todos los pasos del proceso "para que no se encuentren sin saber qué hacer".

Así, la matrona y la auxiliar de enfermería explican aspectos como el tiempo que la mujer estará en el quirófano y en el despertar o dónde tiene que estar el padre. Carmen Colombo apunta que también se les informa de la epidural, de la lactancia materna, "porque -aclara- pueden dar el pecho desde el primer momento", la opción de donar el cordón umbilical, la atención que recibirá su bebé y el personal sanitario que intervendrá en todo el proceso.

Destaca que se ha potenciado la corresponsabilidad del padre y, siempre que se puede, él está presente en las primeras pruebas que se le realizan a su hijo y se le da la opción, a todo el que lo desee, de tener al recién nacido en contacto piel con piel cuando no es posible que se haga con la madre. "Cuando termina la cesárea, el tocólogo le informa al padre cómo ha ido todo y el padre se va a la habitación con el niño", indica.

La supervisora de matronas del hospital asegura que las parejas están muy contentas, "sobre todo las que han tenido una cesárea anterior y han vivido las dos experiencias. Notan el cambio y lo que se hace ahora les gusta más".

Desde la Delegación de Salud declaran que esta iniciativa surge después de que las profesionales de enfermería del Puerta del Mar "detectaran entre aquellas embarazadas que se tenían que someter a una cesárea cierta ansiedad y miedo por su desconocimiento ante esta intervención quirúrgica. Así, desde la Unidad de Atención Integral a la Mujer se planteó una estrategia que humanizara y personalizara la acogida de las gestantes, disminuyendo estos sentimientos".

El objetivo, según las promotoras de la iniciativa, es que cuando la madre llegue al quirófano "tenga ya la información procesada, porque ha expresado sus inquietudes, despejando miedos y disminuyendo su ansiedad". Asimismo, consideran que desde el principio "se debe favorecer la creación de fuertes vínculos entre madre e hijo, siempre que sea posible, estimulando el contacto piel con piel y la lactancia materna precoz".

Carmen Colombo destaca que "día a día se está consiguiendo que los partos en el Puerta del Mar sean más humanizados, los padres lo notan y están muy contentos. Otra cosa que se intenta hacer es que la madre elija lo que quiere, dentro de las posibilidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios