Coronavirus Cádiz

El Puente del Pilar dispara los contagios de coronavirus en la provincia de Cádiz

Una de las colas que se formaron para acceder a un sendero de la Sierra en puente del Pilar

Una de las colas que se formaron para acceder a un sendero de la Sierra en puente del Pilar / Ramón Aguilar

El puente del Día del Pilar ha sido el punto de inflexión en el número de contagios por coronavirus en Cádiz. A partir de este puente, cuando se produjeron intensos movimientos de familias en la provincia y aún se recibían turístas de otros puntos del país, con especial incidencia en la Sierra y, en menor medida, en las ciudades costeras, la enfermedad ha ido creciendo de una forma exponencial incluso en las localidades, como la propia capital, donde la tasa de incidencia estaba muy por debajo de la media provincial, andaluza y nacional.

Los datos que la Consejería de Salud pública periódicamente son más elocuente. Junto a las cifras de contagios, hospitalizados y fallecidos, la Junta aporta información sobre la fecha en la que, según los nuevos enfermos, se detectan los primeros síntomas del coronavirus. A partir de ahí se puede elaborar una gráfica que refleja los dientes de sierra de la pandemia o, como ha pasado en la segunda mitad de octubre y se mantiene en el inicio de noviembre, la persistencia de una línea ascendente que, hoy por hoy, no parece tener fin.

Cifras alarmantes de contagios

El puente del Pilar llenó la Sierra de visitantes, con imágenes de pueblos y senderos abarrotados de viandantes. Los datos no tardaron en llegar. Grazalema lleva ya días por encima de los 1.000 contagiados por cada 100.000 habitantes. Igualmente, en las ciudades costeras, el buen tiempo animó a llenar las terrazas de los restaurantes y a volver a la playa para hacer deporte o tomar el sol. Ciudades como Cádiz capital recuperaron un aceptable índice de ocupación hotelera.

Todo ello se convirtió en una fórmula que ha acabado por estallar y situar los datos de contagios en la provincia casi al mismo nivel que las zonas del país donde la enfermedad azota con fuerza desde el pasado agosto. Aquí ha terminado ya la tregua y nos acercamos, si antes no hay un confinamiento en todo el país, a alcanzar el nivel de alerta 4 para todo nuestro territorio, hoy limitado a los distritos sanitarios de la Sierra y de Jerez-Costa Noroeste.

Los datos son elocuentes. En las dos primeras semanas del mes de octubre los datos de "inicio de síntomas" de la enfermedad apenas llegaban a los 50 casos en el peor de los días. Y muchos estaban en la mitad.

Sin embargo, a partir del día 13, tras tres intensas jornadas festivas, esta cifra se dispara: ese día ya llegó a 74; el miércoles 14 subió con fuerza hasta los 82 casos. Tras relajarse alago el día 15, con 65, el viernes 16 de octubre los servicios sanitarios en la provincia reportaron 86 casos con inicio de síntomas de coranovirus. La cifra más alta desde el inicio de la pandemia, incluso en el pico más alto de la primera oleada en el pasado mes de marzo.

A partir de ahí los datos se mantienen sustancialmente altos, entre 66 y 83 casos, con dos descensos a 52 los días 21 y 27. Todos, en todo caso, muy por encima de lo acumulado en el resto del mes de octubre.

En paralelo, en la línea de otra gráfica, la que refleja la fecha de diagnóstico, también destaca esta decisiva incidencia del puente del Día del Pilar, con una media de incremento de 200 casos cada jornada. Será a partir del martes 27, quince días después de este evento festivo, cuando crezca ya por encima de los 330 casos diarios.

Las estadísticas sanitarias aportan otra referencia igualmente preocupante sobre la situación de la pandemia en la provincia. 

Datos provinciales

Esta hace referencia al diagnóstico de la enfermedad atendiendo a la fecha del primer síntoma. El número de afectados con inicio de síntomas los últimos catorce días llega en el conjunto de la provincia a 562 personas. La cifra es muy alta si tenemos en cuenta que en Granada se reportaron 329 (aunque en esta provincia los diagnósticados en los últimos catorce días se disparan hasta los 11.701). Está también por encima que Huelva, con 355, y Almería, con 465, y casi al mismo nivel que Córdoba, con 599. Por el contrario es una cifra sustancialmente más baja a la de Jaén, 829; Málaga, 1.268; y Sevilla, 1.295.

Será a partir de ahora cuando la Junta comience a aportar datos de la incidencia que en la expansión de la enfermedad haya podido tener el puente de Todos los Santos. En esta caso, el cierre perimetral de la Sierra se supone que rebajará los contagios. Sin embargo, en la costa se siguieron llenando muchas terrazas de bares y restaurantes, con un uso de la mascarilla fue limitado, a la vez que en las playas la práctica deportiva se disparó, también sin las mínimas medidas de seguridad sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios