Cádiz

Problemas técnicos retrasan las obras de las barandillas del Paseo

  • Los trabajos se encuentran paralizados tras volver el proyecto a la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones del Ayuntamiento

Estado en el que se encuentra la zona de la playa de Santa María del Mar en que la se va a instalar la barandilla acristalada. Estado en el que se encuentra la zona de la playa de Santa María del Mar en que la se va a instalar la barandilla acristalada.

Estado en el que se encuentra la zona de la playa de Santa María del Mar en que la se va a instalar la barandilla acristalada. / fito carreto

A principios de este mes de mayo, dos tramos de las playas de Santa María del Mar y La Victoria debían estrenar una barandilla acristalada para proporcionar mayor seguridad a los viandantes y usuarios del circuito deportivo urbano de carreras, que recorre todo el frente marítimo desde El Chato hasta La Caleta. El Instituto Municipal del Deporte (IMD) proyectó esta solución en los lugares en los que existe una mayor altura y, a su vez, la acera es más estrecha. Sin embargo, las obras que inició a finales de enero la empresa Construcciones, Canales y Puertos (CCP) se encuentran paralizadas. Con un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de 323.950 euros, la instalación de esta protección ya se debería haber finalizado.

Según informaron fuentes municipales, se han sumado dos vicisitudes que han provocado el retraso que sufren estos trabajos. Por un lado, durante la ejecución de las obras ha surgido un problema técnico, lo que ha hecho que no se haya podido seguir adelante con lo inicialmente previsto. Por el otro, está la sucesión de temporales que ha sufrido la ciudad entre finales del invierno y principios de la primavera, lo que también ha ralentizado su realización.

Los temporales también ralentizan la ejecución de este encargo del IMD

Ante estas adversidades, el proyecto se encuentra actualmente en manos de la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones del Ayuntamiento de Cádiz para solucionar las cuestiones que han aparecido durante la demolición del murete que corona la muralla del Paseo Marítimo.

La obra se centra en dos espacios diferentes. El primero de ellos es la pequeña plaza que se encuentra en el acceso a la escalera de la playa de Santa María del Mar, frente a la calle Granja San Ildefonso. En este espacio ya se ha ejecutado la demolición del murete, que tiene una altura de 52 centímetros y una profundidad de 60 centímetros. Actualmente, esta zona se encuentra vallada por motivos de seguridad al no existir ya el pretil, por lo que los aparatos de gimnasia no se pueden utilizar. Asimismo, las piezas de piedra ostionera que culminaban el antiguo muro se encuentran en este lugar a la espera de la culminación de las obras, ya que pasarían a formar parte de la base de la barandilla acristalada.

Por su parte, en el tramo de la playa de La Victoria comprendido entre las calles Condesa Villafuente Bermeja y Padre Guillermo José Chaminade no se ha realizado ninguna tarea, por lo que aún presenta el pretil su estado original.

Con todo, las dos zonas citadas suman 510 metros en los que el murete se debe sustituir por una barandilla acristalada al estilo de la que se encuentra en la cercana plaza de la Estrella.

La ejecución de estos trabajos se inicia con la demolición del pretil, del que se aprovecha la piedra ostionera para colocarla en el suelo. La estructura de la barandilla, que aún no se ha colocado, estará formada por postes de acero galvanizado. Cada uno de estos elementos, que sujetarán las planchas de vidrio, se colocarán a un metro y medio de distancia. Por su parte, la protección de la barandilla tendrá una altura de 115 centímetros y estará compuesta por tres láminas de vidrio monolítico de seis milímetros cada una de ellas que estarán unidas por una película de butiral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios