Cádiz

Precaución, amigo promotor

  • Una concentración de miles de personas como la del concierto de Ricky Martin exige numerosas medidas a la empresa organizadora

Montaje del escenario del concierto durante esta semana. Montaje del escenario del concierto durante esta semana.

Montaje del escenario del concierto durante esta semana. / Lourdes de Vicente

Comentarios 4

Antes de que Ricky Martin entonase anoche en el muelle la primera melodía la celebración del concierto tuvo que toparse con numerosos trámites obligatorios para garantizar la seguridad de todas las personas que se dieron cita en el recinto portuario. Todo ello desde que la empresa promotora del espectáculo se puso en contacto con las administraciones implicadas. En este caso la Autoridad Portuaria para solicitarle la cesión del espacio físico y el Ayuntamiento para pedirle la licencia de la actividad a realizar. A partir de ahí, un reguero de requisitos, empezando por las condiciones que imponen las administraciones públicas. Según explica José Manuel Calvo, coordinador de Protección Civil en Cádiz, la empresa organizadora del evento debe presentar un proyecto de ingeniería acerca de lo que quiere montar y la justificación del cumplimiento de la legalidad, lo correspondiente a la Ley de Espectáculo Públicos, el Reglamento Electrotécnico y el Código Técnico de la Edificación, "que determina la relación entre el aforo y las necesidades de viabilidad de una posible evacuación. Esto es, el número de personas por metro cuadrado y qué ancho lineal sumatorio tiene el espacio para que las personas lo abandonen en caso de emergencia. De nada vale un espacio muy grande y una puerta muy pequeña".

Todos los aspectos antes reseñados, como señala Calvo, son gestionados por el Área de Urbanismo del Ayuntamiento en cuestión, quien finalmente emite el informe favorable con las condiciones técnicas a cumplir, entre ellas un seguro de responsabilidad civil, las normas de salubridad de urinarios y zona de restauración o la limpieza al desalojar el recinto. El promotor debe entregar además el Plan de Autoprotección, popularmente conocido como Plan de Evacuación. "El plan está supeditado a la llegada de los servicios de emergencia. Los primeros pasos, en el caso de situaciones de escasas gravedad, los da el promotor, hasta que llegan los servicios externos como Protección Civil, Ambulancias y las fuerzas de seguridad", destaca.

La concienciación de las promotoras para cumplir las medidas ha mejorado mucho"

Antes de empezar el espectáculo, en un concierto como el que nos ocupa, el montaje de la estructura metálica tiene consideración de obra. "Se debe garantizar que el montaje tiene solidez y estabilidad. Y cada vez se exige más el cumplimiento de las medidas de prevención de riesgos laborales", apunta. En este sentido, José Manuel Calvo asegura que en la seguridad de un gran espectáculo dependen de dos factores. El primero es que la promotora "apueste por la seguridad y no escatime en recursos. Eso ofrece garantías, aunque en cualquier momento , en un segundo, se puede venir todo abajo con un despiste de un trabajador". En este sentido, Calvo indica que un accidente mortal de un operario equivale a la suspensión del concierto. Afortunadamente, en sus 30 años de experiencia en Protección Civil "la concienciación ha mejorado muchísimo". El segundo factor "tiene que ver con la disciplina de los trabajadores. Por mucho que la empresa apueste por la seguridad, si un operario se relaja...".

Para conciertos como el de anoche se celebran varia reuniones técnicas de coordinación entre los servicios que están operativos. En estos casos, Protección Civil actúa como gestor de emergencias y coordinador ante situaciones críticas, estudiando el riesgo, adoptando medidas preventivas y estableciendo protocolos de actuación para casos de emergencia. "También es muy importante la vigilancia preventiva. Nos apoyamos en la agrupación de voluntarios, que nos transmiten mucha información sobre cualquier detalle anómalo en el recinto", asegura Calvo.

Tanto en el concierto de anoche como en los que se han celebrado anteriormente en el muelle este verano, las empresas promotoras "han asumido con responsabilidad el cumplimiento de las medidas y no han escatimado en recursos". Mejor así. Toda precaución es poca cuando miles de personas se dan cita a la vez en un recinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios