Polémica en la Mujer

Podemos falla en su intento de sacar a Ciudadanos de la vicepresidencia de la Fundación de la Mujer

  • Los partidos de la oposición y la representante de las asociaciones de mujeres tumban la propuesta  del gobierno local en una reunión del Consejo Rector marcada por una gran tensión

Imagen del inicio de la reunión del Consejo Rector celebrado en el Ayuntamiento. Imagen del inicio de la reunión del Consejo Rector celebrado en el Ayuntamiento.

Imagen del inicio de la reunión del Consejo Rector celebrado en el Ayuntamiento. / Marcos Piñero

Comentarios 8

El intento del equipo de gobierno de sacar a la edil de Ciudadanos María Fernández-Trujillo de la vicepresidencia de la Fundación Municipal de la Mujer estaba condenada al fracaso tras la negativa de los socialistas de participar en esta acción que traía como segundo capítulo la vuelta de Ana Camelo al puesto.

No obstante, Podemos prefirió llevarlo al Consejo Rector y que éste tomara postura. El resultado ha sido el esperado pero por medio ha quedado una polarización entre muchos colectivos de mujeres, los que han tomado postura por una parte y los que la han hecho por la otra. Podemos y Ganar Cádiz se quedaron solos a la hora de votar la destitución de Fernández-Trujillo. Enfrente, Ciudadanos, Partido Popular, PSOE y la representante de las asociaciones de mujeres dejaron las cosas tal como estaban.

Los ánimos estaban caldeados antes del inicio de la reunión y subieron aún más de temperatura en la misma, algo que se notó cuando empezaron a salir del salón isabelino del Ayuntamiento.

Palabras gruesas y reproches de unos a otros. La misma polarización se producía a nivel político. La víctima directa de la propuesta de Podemos era Ciudadanos, pero realmente la mayor pieza era el PSOE. Así se pudo ver en la responsabilidad que le atribuían tanto Ana Camelo como el alcalde José María González en su intervención ante los medios tras el Consejo Rector.

El alcalde se sentía muy molesto con los socialistas porque “nuevamente ha vuelto a defraudar”, a pesar de que mantenía la esperanza de que ha esperado “hasta el último minuto una entrada en razón del PSOE”. A esta formación le ha pedido “una reflexión calmada” ante lo que define como “una pérdida de rumbo y de norte político que no tiene precedentes”. Y a Ciudadanos también le atizó porque “las políticas de igualdad y de lucha contra la violencia de género no pueden estar en manos de aquellos que pactan con partidos de la ultraderecha”.

La edil de la Mujer, Ana Camelo, también se ha mostrado muy molesta porque decía que no iba a consentir que se dijera que durante su gestión no se haya hecho nada en la Fundación de la Mujer.

Uno de los discursos más duros vino por parte de una de las dos representantes del PSOE en el Consejo Rector. Mara Rodríguez que decía sentirse “muy triste” por todo lo que había pasado: “Ya basta de manosearnos a las mujeres. Basta de utilizar la igualdad para enfrentar, para hacer trampas. Las mujeres de Cádiz no nos merecemos que nos utilicen como arma arrojadiza para tratar de arañar un puñado de votos. Basta de amenazas”.

Rodríguez verbalizó lo que pensaban y es que detrás de esta propuesta “lo que había era una trampa hacia el PSOE”.

Una de las víctimas de toda esta historia, a su juicio, es que “han abierto en canal el movimiento feminista de nuestra ciudad. Lo único que han conseguido es poner a unos colectivos contra otros, como ya hicieron con los vecinos, con los hosteleros, con los comerciantes y ahora unas mujeres contra otras. Enfrentan por interés propio. Es sangrante”.

Mercedes Colombo, una de las representantes del Partido Popular, además de calificar de “chapó” la postura de las socialistas en el Consejo Rector, se mostró bastante sorprendida de que “el argumento del alcalde para que se pusiera otra vez a Ana Camelo es que es la más feminista de todas, es decir, tienen un metro de referente del feminismo. Las demás no hemos nada por las mujeres”. Así, añadió que “el feminismo no se mide por gritar mucho o llevar un megáfono sino por acciones concretas”. Además, se mostró molesta porque “parece que antes de que ellos llegaran no había habido política de la mujer en este ayuntamiento”.

Por su parte, María Fernández-Trujillo, de Ciudadanos, se quejó de que el alcalde “ha generado un problema que hace 15 meses no existía”. Así, cree que “lo que le está haciendo es un juego sucio al PSOE y a nosotros nos ha cogido por medio” y coincidió con el resto de la oposición en que “lo más triste que se haya producido una confrontación entre las asociaciones de mujeres”.

Todo esto llegaba con un escrito presentado en el Ayuntamiento con la firma de una decena de asociaciones que no respaldaban a Ciudadanos, entre ellas sólo tres que están presentes en el Consejo Municipal de la Mujer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios