Cádiz

Plantón a los actos de la Patrona

  • El Gobierno local no asistirá este año ni siquiera al voto de la ciudad. Responde a su defensa de la laicidad de las administraciones.

Comentarios 16

Lo que el año pasado dejó a medias, el equipo de Gobierno lo va a completar este año. De este modo, los concejales de Por Cádiz sí se Puede y de Ganar Cádiz no van a estar presentes en los actos religiosos de mañana, el día de la Patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario.

En el primer 7 de octubre al que se enfrentó el año pasado el equipo de Gobierno, se decidió no ir a la procesión pero uno de sus concejales, Adrián Martínez de Pinillos, leyó la renovación del voto de la ciudad a la Patrona, una tradición que se viene realizando desde el año 1730. Este año ya han anunciado que ni siquiera van a estar en el mismo.

En un comunicado de prensa los miembros del Gobierno municipal argumentan que la decisión se toma "por el camino emprendido" para separar los espacios de confesión religiosa de la representación pública.

Desde Santo Domingo se espera que el alcalde delegue en algún miembro de la corporación de los partidos de la oposición para poder realizar este voto. Si así no se llevara a cabo, se haría a través del propio prior de los dominicos con las personas presentes en la iglesia en nombre de toda la ciudad.

Desde el equipo de Gobierno se reconoce la importancia que tiene este acto para muchos gaditanos pero defienden que "en pleno siglo XXI debe haber una separación entre los poderes públicos y religiosos".

En la nota llegan incluso a tomar palabras del Papa Francisco en las que reclama "una sana laicidad acompañará de una sólida ley que garantice la libertad religiosa". El pontífice también añadía al respecto que "la convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad".

De este modo, el Gobierno municipal asegura que respeta la Iglesia, pero al igual que hizo en la Semana Santa, no va a acudir en calidad de representante público a ningún acto religioso. Por ejemplo, el Jueves Santo el alcalde no entregó el bastón de mando al Nazareno de Santa María, sino a un representante de la cofradía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios