Cádiz

Pereiro elude responsabilidades en las contrataciones irregulares

  • El exdirector del hospital declara como investigado por un presunto delito de prevaricación

Rafael Pereiro entrando ayer en los juzgados de San José. Rafael Pereiro entrando ayer en los juzgados de San José.

Rafael Pereiro entrando ayer en los juzgados de San José. / Germán Mesa

Comentarios 2

El exdirector gerente del Hospital Puerta del Mar Rafael Pereiro acudió ayer al Juzgado de Instrucción número 2 Cádiz para declarar en calidad de investigado por su presunta participación en un delito de prevaricación, relacionado con supuestas contrataciones irregulares de médicos en la época en la que él era el máximo responsable del centro.

Según ha podido saber este periódico, Pereiro sólo contestó a las preguntas del juez y de su abogada, negándose a responder a las del letrado de la parte denunciante.

Pereiro afirmó que le llegaban los contratos ya ratificados y él se limitaba a firmarlos

Ante las preguntas del juez, eludió responsabilidades asegurando que el equipo administrativo del hospital se encargaba de la contratación del personal, por lo que a él le llegaban los contratos ya ratificados y se limitaba a firmarlos; aunque más adelante reconoció que él miraba, leía y valoraba con conocimiento los documentos que le pasaban para firmar.

Afirmó que la duración de los contratos eventuales venía determinada por unas instrucciones enviadas desde Sevilla a los gerentes de los centros en septiembre de 2012, en base a unas medidas presupuestarias, y que cuando acababan los contratos de los médicos se prorrogaban mensualmente, de acuerdo con estas instrucciones. Reconoció que estas indicaciones podían ser incompatibles con la normativa que rige el sistema de selección del personal estatutario temporal para puestos básicos en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que establece dos modalidades de contratación: mediante bolsa de empleo y, en determinados casos y condiciones, mediante oferta pública específica. Pereiro declaró que no se recurrió a la bolsa ni se hizo oferta pública específica para contratar a los médicos, pero se solicitaba autorización cada mes para prorrogar los contratos con objeto de garantizar la continuidad asistencial de los pacientes.

Manifestó que este sistema de contratación que se llevó a cabo motivado por la crisis económica no se hizo con intención de favorecer a ningún profesional, algo en lo que insistió ante las preguntas de su abogada. También dijo que las contrataciones superiores a un mes empezaron a autorizarse a finales del año 2014.

Hay que recordar que esta declaración de Rafael Pereiro forma parte de una investigación que se inició a raíz de una denuncia penal presentada por las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT del Hospital Puerta del Mar en la Fiscalía en octubre de 2014, en la que se llamaba la atención sobre el método de selección de personal médico en este centro.

La denuncia recogía que como norma general, la selección de los facultativos se realizaba a propuesta de los directores de las Unidades de Gestión Clínica (UGC), atendiendo a "criterios absolutamente subjetivos" y sin tener en cuenta los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben regir la contratación en el ámbito de la administración pública "para evitar que se produzcan casos de arbitrariedad, nepotismo o cualquier otro tipo de abuso en relación a un acto administrativo que debiera basarse, exclusivamente, en la valoración de criterios objetivos".

La Policía Nacional, a instancias de la Fiscalía, citó a numerosos médicos del hospital gaditano para tratar de esclarecer los hechos denunciados por los sindicatos y, posteriormente, el Ministerio Fiscal pasó el caso al juzgado, que lo archivó provisionalmente en abril de 2016. Pero las secciones sindicales de AO y CGT presentaron alegaciones contra el auto de archivo.

El juzgado estimó el recurso presentado por los sindicatos y, teniendo también en cuenta la solicitud del fiscal de continuar con la investigación, en diciembre de 2016 emitió un auto volviendo a abrir el caso porque entendía que podían haberse producido "alteraciones en la forma de contratación legalmente establecida que pueden tener relevancia penal y que debe determinarse su alcance", ya que consideraba que esa forma de proceder habría podido afectar a "derechos constitucionales básicos como el mérito y la capacidad, para suplantarlos por la mera voluntariedad de quien tomó las decisiones para su alteración".

Cabe señalar que, según el informe de la investigación realizada por la Policía Nacional, el Hospital Puerta del Mar modificó la manera de contratar a los médicos, empezando a hacerlo de acuerdo con la normativa vigente, tras conocer la denuncia presentada por AO y CGT en la Fiscalía "ante el temor del personal de la Dirección del citado hospital de que pueda incurrir en algún tipo de responsabilidad por dichas actuaciones".

Además de Rafael Pereiro, ayer acudió a declarar a los juzgados por este asunto el actual director gerente del hospital, Fernando Forja, en calidad de testigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios