Turismo

La Peña El Erizo se convertirá en apartamentos turísticos

  • La sociedad Montero y Julián S.L. promueve la construcción de un edificio con nueve alojamientos en el número 8 de la calle Cristo de la Misericordia

Un voluntario prepara los erizos en la pasada Erizada Popular

Un voluntario prepara los erizos en la pasada Erizada Popular / Lourdes de Vicente

El edificio que albergaba la sede de la extinta Peña El Erizo, en el número 8 de la calle Cristo de la Misericordia, volverá a recobrar la vida próximamente, aunque de una manera muy diferente. Muchos inversores turísticos buscan en Cádiz una oportunidad para abrir un negocio de estas características. Uno de ellos es la sociedad Montero y Julián S.L., que va a derribar este inmueble situado en pleno barrio de La Viña para construir uno nuevo que albergará nueve apartamentos turísticos. 

La tramitación burocrática ya se encuentra bastante avanzada. De hecho, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cádiz va a estudiar en su sesión de mañana las solicitudes de licencia de obras para el derribo de la edificación y la construcción del nuevo inmueble que sustituya al anterior. De esta forma, si no existe ningún problema con la tramitación de estos permisos, en poco tiempo comenzarán los trabajos en la citada finca. 

La historia de la Peña El Erizo es similar a la de otras entidades que con el tiempo han ido desapareciendo en la ciudad por falta de relevo generacional, a pesar del importante auge que vivieron en los años 80. La entidad contaba con su sede en el número 8 de la calle Cristo de la Misericordia, un punto estratégico en pleno barrio de La Viña en donde nació la Erizada Popular en 1981, primera fiesta gastronómica que se creó como previa del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla de Cádiz. 

Precisamente, el evento que servía para dar la bienvenida al certamen de coplas con ensayos generales de agrupaciones y la degustación gratuita de varios centenares de kilos de erizos y cerveza era el que mantenía con vida a esta peña viñera. Durante sus últimos 15 años de vida, fue Antonio Rueda quien consiguió que la Peña El Erizo mantuviera su actividad. Pero como le ha ido pasando poco a poco a buena parte de las entidades de la ciudad, los jóvenes no sustituyeron a sus mayores al frente de ella, por lo que desapareció al no contar con los socios suficientes para seguir adelante. 

Esto le sucedió a la Peña El Erizo en 2013, año en el que tuvo que cerrar su local por los problemas que sufría para poder mantenerlo abierto. Este hecho provocó que se temiera por la posible desaparición de la Erizada Popular. Sin embargo, la Federación de Peñas y Entidades Caleteras se hizo cargo en 2014 de la que fue su 34ª edición. En 2015, Antonio Rueda falleció tras una larga enfermedad. Con su marcha se llevó parte de la historia de esta entidad viñera, cuyo recuerdo se mantiene vivo al seguir celebrándose la Erizada, que en este 2019 ha cumplido 39 años. 

Con todo, la futura construcción de un nuevo edificio de apartamentos turísticos es una muestra más de la proliferación de este tipo de alojamientos, protagonizando una buena parte de las rehabilitaciones y las nuevas construcciones que se están realizando en el casco antiguo de Cádiz y en el propio barrio de La Viña. Esto, a su vez, está provocando una disminución de la oferta de viviendas residenciales, lo que hace que cada vez sea más complicado encontrar un hogar en la ciudad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios