Cádiz

El Palillero sigue siendo la 'milla de oro' de la carrera oficial

  • El viernes se sortearán dos palcos entre una veintena de candidatos, lo que evidencia el interés por un sitio en esta plaza

Comentarios 1

La Plaza del Palillero sigue siendo el centro neurálgico de la Semana Santa gaditana. El punto de mayor interés para el público. La milla de oro de la carrera oficial. Conseguir un palco en esta plaza es prácticamente misión imposible. Primero porque lo normal es que de un año para otro se renueven todas las localidades; y segundo porque las que quedan libres tienen un gran número de socios. En concreto, una veintena de aspirantes quieren hacerse este año con dos palcos que han quedado libres en Palillero, para lo cual este próximo viernes se ha convocado un sorteo en la sede del Consejo para determinar la adjudicación de estos palcos (de nueve plazas).

Junto al Palillero, hay otras zonas de la carrera oficial en las que también es prácticamente imposible encontrar una silla disponible. Candelaria, Montañés, Santiago o Novena son puntos en los que año tras año el público que ocupa las sillas renueva su localidad, manteniéndose fieles a un mismo lugar para contemplar toda la Semana Santa. En el lado contrario, es en el tramo final de la carrera oficial (en la calle Ancha, sobre todo entre el edificio de Telefónica y la calle San José) donde más sillas hay a disposición del público.

El Consejo de Hermandades está inmerso en la labor de venta de sillas y palcos para la Semana Santa 2014, o que a la postre supone una importante partida de ingresos para las hermandades de penitencia. Tras el período de renovación de los palcos, ayer comenzó la renovación de los abonos de sillas, que se alargará durante esta semana dando paso a partir del día 31 a la venta de abonos al público en general.

El 85% de las localidades de la carrera oficial se vende antes del inicio de la Semana Santa, según afirma el tesorero del Consejo de Hermandades, Juan José Pereira. Y el resto son aquellas sillas que se venden en el mismo día, por lo cual la meteorología juega un papel determinante en ese 15% (que en los últimos años ha jugado bastante en contra de las hermandades).

Sobre este último aspecto, reseña Pereira que habitualmente son las jornadas de Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo son las jornadas donde más se venden las sillas, coincidiendo con los días festivos. Y el Lunes Santo sería otro de los días destacados en cuanto a venta de localidades.

Para este año 2014, y después de cuatro semanas santas, el Consejo ha aplicado una pequeña subida a los precios de sillas y palcos. En concreto, explica el tesorero que se ha aumentado en 5 euros el precio del abono de los palcos (a repartir entre 6, 9 o 12 localidades y durante toda la semana, con lo que la subida es mínima, según explica Pereira) y otros 2 euros el abono de las sillas. "Los costes del alquiler de las sillas, el montaje y esas cosas suben para nosotros, no tenemos más remedio que aplicar estas subidas, que hemos intentado que sean lo más leve posibles", explica Juan José Pereira.

En cualquier caso, los precios para este año oscilan entre los 550 euros de un palco de doce localidades en la plaza del Palillero a los 3 euros que cuesta una silla en cualquier punto de la carrera oficial para la jornada del Sábado Santo, aunque por 20 euros en la calle Santiago o 34 euros en Ancha (venta anticipada) puede uno ver la Semana Santa en la comodidad de su silla.

SEGURO que usted los tendrá a su cofradía a manojos, como yo los he visto pasar por la mía y lo sigo viendo hoy en día. Me refiero hoy a esos tontos -porque no tienen otro nombre- que cuando estuvieron en la junta no faltaron a una misa, a un culto, a un acto... y que ahora no aparecen por la hermandad (si es que no se han dado de baja) para nada. Pasan los cultos de Cuaresma, la función, la recogida de túnicas, el pago de la cuota de salida, el día de la estación y nada se sabe de ellos. Han dejado de 'existir'. Lo mejor de todo, y lo que seguramente más les molesta, es que a estos tontos no se les echa de menos...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios