Transporte urbano

El PSOE propone suprimir la plaza de España como parada terminal del autobús

  • Presenta un proyecto donde la plaza de Sevilla se convierte en núcleo central del servicio e incluye tres nuevas líneas de circulares, una de ellas por el perímetro del casco histórico

Un autobús de la línea uno en su actual parada final de la plaza de España. Un autobús de la línea uno en su actual parada final de la plaza de España.

Un autobús de la línea uno en su actual parada final de la plaza de España. / Lourdes de Vicente

Comentarios 16

Cambio profundo en las líneas del autobús urbano en Cádiz. Es una de las propuestas del Partido Socialista de la capital para las próximas elecciones municipales, con un ambicioso plan de modificación de líneas cuyas consecuencias más destacadas son la supresión de la plaza de España como punto de partida y llegada de las distintas líneas, un enclave que se sustituye por la plaza de Sevilla, y la creación de tres líneas circulares, una de ellas en torno al perímetro del casco histórico que servirá para compensar la supresión de la plaza de España como núcleo central del servicio, un protagonismo que en este proyecto pasaría a tener la plaza de Sevilla.

Ha sido el candidato socialista a la Alcaldía, Fran González, quien esta mañana ha presentado a la prensa las líneas básicas de este proyecto que incluyen, por ejemplo, otras medidas encaminadas a diversificar la oferta actual de bonobús, la actuación sobre determinadas paradas para hacerlas más accesibles y la mejora de la frecuencia de paso de los autobuses, que también pretende que sean más cómodos y sostenibles.

El eje central de la propuesta socialista, lanzada en mitad de la campaña electoral de las generales y a algo menos de un mes de que empiece la pugna oficial por el sillón de San Juan de Dios, es sin duda la supresión de la plaza de España como punto de partida y de llegada de las distintas líneas de autobuses, tal y como lo es actualmente y desde hace décadas. El proyecto que presenta Fran González prevé que las actuales líneas (de la 1 a la 7 con las históricas lagunas de las inexistentes 4 y 6) tengan como punto de partida en el casco histórico la plaza de Sevilla. La 1 hasta Cortadura, la línea 2 hasta la glorieta de la Zona Franca, la 3 hasta Puntales,  la 5 hasta la Zona Franca con lanzadera hasta Elcano y la 7 hasta la glorieta Ingeniero La Cierva pero con vocación de ser circular hasta la plaza de Sevilla usando la Avenida y el Paseo Marítimo, sin llegar a circular por el casco histórico.

Y para compensar la supresión de la plaza de España como terminal de casi todas las líneas, los socialistas proponen la creación de una línea circular que parta de la plaza de Sevilla para volver a ella utilizando, en ambos sentidos de la circulación, el perímetro del casco histórico. Es decir, que si un usuario de la línea 1, por ejemplo, quiere llegar en bus a la plaza de España debe apearse en la plaza de Sevilla y usar el circular para llegar a este punto. O si un universitario que se sube a la línea 7 en la glorieta pretende llegar hasta una de las facultades del Mora o el parque, también tendrá que bajarse en plaza de Sevilla para hacer uso de la nueva línea circular. Todo un cambio de costumbres si el plan sigue adelante.

Por el contrario, el proyecto socialista contempla una reducción considerable en el itinerario de la actualmente larguísima línea 2, que a cambio de no pasar por el casco histórico acorta su recorrido hasta llegar a la plaza de Sevilla, donde de nuevo el trasbordo es la mejor opción de los usuarios del autobús urbano. Destaca Fran González que la intención del proyecto es hacer de Cádiz "una ciudad más conectada, con los barrios más cohesionados y sin que existan, como hasta ahora, barrios de primera y de segunda".

El alcaldable del PSOE, que estima que el plan se puede poner en marcha en un periodo no superior a una año desde las elecciones, apuesta por la plaza de Sevilla como "corazón de la movilidad" y por diseñar un transporte urbano que dé "más agilidad al centro histórico y sirva para acelerar las líneas de extramuros". A preguntas de la prensa, Fran González justificó de nuevo el parón que su grupo dio en el último pleno al convenio de la plaza de Sevilla al señalar que en este acuerdo entre dos partes -Ayuntamiento y ADIF- faltan "otros convenios" no concretados aún con otros departamentos, lo que podría hipotecar el futuro diseño del entorno y el presupuesto municipal. En todo caso, González cree imprescindible incluir todos los detalles técnicos del nuevo plan de transporte en el próximo pliego del transporte público.

En el proyecto presentado por los socialistas se incluyen también otras dos líneas circulares, una que desde la plaza de Sevilla lleve por el Paseo Marítimo hasta Asdrúbal para conectar con el barrio de Astilleros por la próxima avenida transversal que conectará con la avenida de Huelva, y una segunda que parta de esta avenida, próxima a la rotonda del segundo puente, para conectar, también a través de Asdrúbal, con la playa Victoria hasta la calle Brasil para circular desde ahí hasta la avenida Marconi y volver a la avenida de Huelva. El objetivo es acercar la zona de playas a través del autobús a barrios que actualmente no están conectados con esa zona.

La nueva propuesta de movilidad incluye también un compromiso de que el tiempo de espera en las paradas no supere los cinco minutos, algunos cambios en el recorrido de las líneas 2, 5 y 7, que esta última línea funcione todo el año, cambios en el bonobús urbano, recarga telemática de esta tarjeta de transporte y la posibilidad de picar el bonobús accediendo por la puerta trasera del vehículo.

Los socialistas quieren actuar sobre algunas paradas de la ciudad para mejorar la accesibilidad, las marquesinas y adaptar algunos de sus cajones, así como apostar por los autobuses híbridos -recordó González que ya se habían probado en la ciudad-, por vehículos con asientos más cómodos y por ofrecer un servicio de wifi gratuito en el interior de los autobuses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios