Cádiz

El Novelty despierta de su letargo

  • La propiedad de la finca donde se ubicaba la emblemática cafetería realiza obras a requerimiento del Ayuntamiento · El propietario no descarta un uso hostelero en un futuro próximo

Algo se cuece en el Novelty. Renacen las esperanzas de la silenciosa pero convencida plataforma ciudadana que quiere salvarlo tras mucho tiempo en el olvido. El emblemático establecimiento hostelero cerrado desde hace varios años está en obras. Cierto es que se trata de unos trabajos requeridos por el Ayuntamiento de Inspección Técnica de Edificios (ITE) y ornato, pero al menos algo se mueve para dicha de quienes defienden que esta esquina de la calle Nueva con la plaza de San Juan de Dios no debe seguir por más tiempo hurtada al paisaje del casco histórico. Son muchas razones las que llevan pedir que el Novelty se reinvente o en este local se abra un negocio similar. Una plaza en plena remodelación que debe ser un gran vestíbulo de entrada al centro en el año del Bicentenario, un lugar importante para fiestas como el Carnaval o la Semana Santa (muchas cofradías pasan por delante), un enclave estratégico en las visitas de los cruceristas nada más bajarse de los barcos... El propio dueño del local, el hostelero Isidro García, dueño también de El Delfín Azul, confirma que se está "acondicionando la finca entera", lo que ha llevado a la contigua tienda de souvenirs Marpe a trasladarse a la calle Nueva, según se anuncia en su puerta desde hace unos días.

El propietario de local no logra asegurar el futuro del Novelty, aunque estima que las obras podrían acabar en seis meses. A García le tira su oficio y apuesta por un uso hostelero, impulsado por él mismo o bien por otra empresa que quiera reanimar al Novelty. No descarta ofertas de firmas interesadas en ocupar un sitio de gran relevancia, que pide una buena y amplia cafetería (no hay muchas en el casco histórico) o una cervecería que anime la plaza de San Juan de Dios y la dote de otra oferta gastronómica.

La zona ganaría con un establecimiento hostelero como contrapunto al desangelado aspecto que la calle Nueva ofrece por las tardes debido al gran número de bancos y oficinas que tiene. Ese es otro cantar: lo desaprovechada que está Nueva siendo peatonal, encontrándose en un magnífico sitio y luciendo una amplitud ideal para que bares o restaurantes colocaran terrazas. Al menos, que el Novelty o cómo se llame el futuro local si finalmente tiene uso hostelero, vuelva a dar brillo a la esquina de una plaza que debe convertirse en todo lo contrario a lo que ha sido estos años: un lugar un tanto inhóspito para albergar todo un ayuntamiento de una capital de provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios