Sucesos

Muere en una cárcel gallega el preso que agredió a varios funcionarios en Puerto III

  • Fabrizio Joao Silva estaba considerado como uno de los presos más peligrosos de España

  • A falta de autopsia, no hay signos de suicidio

Fabrizio Joao Silva saliendo de un furgón en la Audiencia Provincial de Cádiz. Fabrizio Joao Silva saliendo de un furgón en la Audiencia Provincial de Cádiz.

Fabrizio Joao Silva saliendo de un furgón en la Audiencia Provincial de Cádiz. / Lourdes de Vicente

Fabrizio Joao Silva Ribeiro, uno de los presos más peligrosos en cárceles españolas y conocido como Hannibal Lecter, ha sido hallado muerto en su celda de la cárcel de A Lama (Pontevedra). Este interno es muy conocido en la provincia de Cádiz ya que agredió brutalmente a varios funcionarios en la prisión de Puerto III, fabricando un objeto cortante con el que llegó a alcanzar a uno de los trabajadores del centro en la yugular.

Dada su peligrosidad, este interno, natural de Guinea Bissau, estaba solo en una galería, donde únicamente él ocupaba una de las celdas y en aislamiento. Fue condenado por asesinar a su mujer y por matar dentro de la cárcel a patadas a otro preso. Silva pasó por diferentes prisiones, como se hace habitualmente con este tipo de presos peligrosos debido a los incidentes que protagonizan, y desde enero estaba ingresado en A Lama.

No hace mucho remitió una carta a la dirección de la cárcel para advertir que desobedecería a los funcionarios y hace ocho días comenzó una huelga de hambre que hoy había abandonado. Silva estuvo controlado por los servicios médicos, que no detectaron ningún problema de salud, y esta misma mañana su peso reflejó 107 kilos.

A falta de la autopsia, no se ha observado ningún indicio de posible suicidio. El preso ha aparecido muerto en el baño de la celda, en el suelo y con una herida en la cara, al parecer debido al golpe al caer. Hasta 2047 no hubiera salido de la cárcel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios