Contenido patrocinado

¿Mascarillas con o sin válvula para el coronavirus? Aprende cuáles son las mejores opciones

¿Mascarillas con o sin válvula para el coronavirus? Aprende cuáles son las mejores opciones ¿Mascarillas con o sin válvula para el coronavirus? Aprende cuáles son las mejores opciones

¿Mascarillas con o sin válvula para el coronavirus? Aprende cuáles son las mejores opciones

El presente 2020 ha cambiado nuestra forma de pensar y de abordar muchísimas situaciones que antes se contemplaban desde la normalidad. Estamos viviendo en la nueva normalidad, en una en la que hay que tomar ciertas precauciones en relación con el contacto con las personas y la higiene para evitar cualquier atisbo de contagio del coronavirus.

Esta pandemia, que ha sido la gran detonante del cambio en lo que va de siglo, nos ha llevado a todos a comprar mascarillas para protegernos y para proteger a los que nos rodean. Pero, ¿cuál es la mejor opción que se debe comprar? ¿Qué modelo debo buscar cuando voy a una farmacia o a una tienda? Este es un tema bastante peliagudo, ya que muchas personas acuden a soluciones que no son, ni por asomo, fiables. Vamos a profundizar en ello, tratando sobre todo la diferencia entre mascarillas con válvula y sin válvula.

Con o sin válvula, ¿cuáles son las mejores mascarillas para el virus?

A la hora de comprar cualquier modelo de mascarilla, nos topamos frente a un abanico bastante amplio. Cualquier catálogo dedicado abre siempre numerosas opciones frente a los compradores, ofreciendo desde las más sencillas mascarillas quirúrgicas SIN válvula, hasta los modelos más seguros y férreos, como las mascarillas FFP3 con válvula, capaces de filtrar hasta un 98% del aire que se inhala y se exhala.

Son muchas las opciones, y escoger unas u otras depende, principalmente, del contexto en el que se vayan a utilizar y, por supuesto, del riesgo de contagio que se quiera asumir. Huelga decir que, por ejemplo, una mascarilla quirúrgica de lo más básica es lo mínimo que se puede llevar, ya que hace las veces de filtro, principalmente del aire de la propia persona que la lleva; pero no protege tanto del aire que proviene del exterior.

Pero eso es tan solo un dato, del que parten los demás modelos que encontamos principalmente catalogados según el esquema FFP1, FFP2 y FFP3. Estas son las tres opciones que se suelen tener disponibles a la hora de comprar. ¿Qué las diferencia? Eso es lo primero que vamos a ver.

FFP1, FFP2 y FFP3: las diferencias

El principal factor que establece estas tres categorías es la calidad del filtro que llevan estas mascarillas, o más bien del tejido que se encarga de filtrar el aire del exterior y del interior. El modelo FFP1, el más básico y más frecuente en las calles, cuenta con un 22% de fuga de aire hacia el exterior y, al mismo tiempo, es capaz de filtrar un mínimo del 78% del aire que se inhala desde fuera. A su vez, tiene la capacidad de proteger frente a residuos no tóxicos e incluso del polvo y los aerosoles, además de poder retener cualquier olor molesto.

Dejando ese modelo a un lado, el FFP2 eleva bastante el listón de la seguridad ofreciendo una capacidad de filtrado que supera el 90% con cierta holgura. De hecho, acompaña esta capacidad para filtrar con un índice de fuga de tan solo el 8% hacia el exterior. Como sucedía con el modelo previo, ofrece la capacidad de proteger de residuos no tóxicos y elementos fibrogénicos, lo que hace que sea ideal para evitar aerosoles, polvo y cualquier tipo de humo que nos envuelva.

El modelo FFP3 es el último de este trío de categorías y, como se puede deducir, es el más seguro y también el más caro. Tiene una capacidad de filtración mínima del 98% y, al mismo tiempo, el porcentaje de fuga de aire hacia el exterior es tan solo del 2%. Es, con diferencia, la opción que mejor protege tanto al portador como a quienes le rodean ya que, además de lo anterior, también es capaz de proteger frente a residuos tóxicos, esporas, virus, bacterias y cualquier tipo de hongo.

Ahora bien, volvemos a la pregunta del millón: ¿Qué debes tener en cuenta al comprar una mascarilla? La respuesta es sencilla, y es que, según la Federación de Distribuidores Farmacéuticos, el modelo N95 homologado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) encuentra sus equivalentes en las mascarillas FFP2 y FFP3 única y exclusivamente. Solo esas dos categorías garantizan una protección real frente a cualquier posible resto de la COVID-19 en el ambiente. Todo lo demás es una pequeña ayuda, pero insuficiente para garantizar seguridad.

¿Mejor con válvula o sin válvula?

Conociendo ya las diferentes categorías y opciones que hay, como también lo que recomiendan las principales instituciones del país, es conveniente abordar la otra cuestión más importante sobre las mascarillas. ¿Se deben comprar los modelos con válvula o los que no tienen válvula? Esto es algo en lo que hay mucha confusión, más incluso de la que se debería. Es habitual encontrarse a personas por la calle que llevan mascarillas con válvula y consideran que es algo más seguro que los modelos sin válvula.

Y es un grave error, ya que las opciones que cuentan con estas válvulas para el aire son ideales para proteger de los agentes externos que se dirigen hacia la persona que la lleva; pero no hacen nada en dirección contraria. Estos modelos no filtran el aire que expulsamos al respirar, por lo que hacen que el riesgo de contagio aumente considerablemente hacia las personas que nos rodean. No son la opción más recomendable.

Las instituciones profesionales recomiendan, a un nivel de consumo estándar, recurrir a las mascarillas quirúrgicas siempre y cuando se acompañen de las medidas habituales de seguridad y distanciamiento, guardando esos 1,5 metros de distancia entre personas. Así, solo es necesario contar con estas opciones más económicas para estar bien protegidos y, a su vez, también garantizar una buena protección hacia los demás.

De ahí en adelante, optar por modelos como el FFP2 o el FFP3 ya es algo que depende de cada uno. No obstante, la idea de comprar mascarillas con válvula, insistimos, no es la más adecuada si también se quiere ayudar protegiendo a los que nos rodean. Se deben buscar los modelos sin válvula siempre que sea posible.