Retrato de otra época

La Marina, nacida de la pasión por los libros hace un siglo

  • La librería tenía la exclusiva de la venta de las publicaciones del Instituto Hidrográfico y Cartas de Marina

La librería de la Marina ubicada en el calle San Francisco en los años veinte del siglo pasado-

La librería de la Marina ubicada en el calle San Francisco en los años veinte del siglo pasado- / D.C.

La librería de la Marina fue una de las más representativas de Cádiz durante el siglo pasado. Se ubicaba en la céntrica calle de San Francisco y fue fundada el 18 de Julio 1917 por Santiago García Castellón, casado con Ángeles Rendón, en un local donde se encontraba un antiguo refino. Santiago, que trabajaba de cajero en la compañía de Prácticos de Puerto, había conseguido la exclusiva de la venta de las publicaciones del Instituto Hidrográfico y de las Cartas Marinas. También vendía el libro de mareas, imprescindible en esa época, que registraba todas las mareas del año.

García Castellón era una persona muy cultivada y con una gran pasión por los libros. Con el tiempo acabaría comprando el local, que lo tenía en régimen de alquiler. Liquidó los últimos pagos de la compra con la venta de una enciclopedia de Espasa-Calpe, que vendió a un buque-escuela durante su estancia en Cádiz.Una vez adquirida la propiedad la familia se traslada a la finca, ocupando el matrimonio y los hijos el primer piso y el principal de la casa.

Santiago fue camarero mayor y muy devoto del Nazareno, y, durante el asalto a la iglesia de Santa María en Cádiz en 1936, la cabeza y las manos del nazareno estuvieron guardada en el aljibe de la casa, como relata su nieta. Al matrimonio le sobrevivieron seis hijos: Vicente, Angelita, Pepe, Santiago, Juan y Manolo. El primero será el que siempre acompañe al padre en el trabajo en la librería, incorporándose más tarde su hermano Santiago.

Curiosamente, el padre nunca estuvo de cara al público a pesar de haber fundado la librería; siempre estuvo en la trastienda. Serán los dos hijos los que lleven la librería junto con un mozo perfectamente uniformado con un guardapolvo de la época.

Juan García Rendón, hijo del fundador, con su hermana Angelita en el mostrador de la librería. Juan García Rendón, hijo del fundador, con su hermana Angelita en el mostrador de la librería.

Juan García Rendón, hijo del fundador, con su hermana Angelita en el mostrador de la librería. / D.C.

El fundador fallece en 1960 con ochenta años y hasta el final solía acudir a diario a la librería. Al cargo de la misma se quedará Santiago García Rendón, que fue la persona que contribuyó más a la historia de la librería.

En 1956 se incorpora otro hijo del fundador, Juan García Rendón, que trabajaba de policía en Marruecos y con la independencia de este país se vuelve a Cádiz y se incorpora en el negocio familiar.

Con el fallecimiento de Santiago, Juan se hace cargo de la librería hasta 1987 en que su hijo Juan Carlos García Viruega compra el negocio a los familiares y se queda como propietario. En ese periodo se realizan unas obras en el local eliminando la separación entre el despacho de clientes y el interior, donde se encontraba un mesa central con bandeja en el que se guardaban ordenadamente las cartas náuticas.Juan Carlos dirigiría la librería hasta su fallecimiento en el 2001, en que se clausura la tienda, por no tener sucesor, tras tres generaciones de la familia. Juan García Rendón falleció en 2002 con 91 años.

En la actualidad, con otro negocio diferente, el local sigue conservando el estilo Art Decó, que tuvo en su origen, sobre todo en sus puertas y en el mostrador. Muchas de sus estanterías se hicieron con maderas procedentes de las cajas de verduras.

La Cámara de Comercio Industria y Navegación le concedió el premio al Establecimiento tradicional gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios