Cádiz

López Gil no se compromete a dar fecha para el pago de las nóminas de Hostelería

  • El delegado del Gobierno andaluz se reúne con representantes de la plantilla de la Escuela sin aportar soluciones al atraso de los cobros

Decepcionados, tristes y desilusionados. Así salieron ayer los representantes de la plantilla de la Escuela de Hostelería de Cádiz tras la reunión que mantuvieron en la sede de la Delegación del Gobierno Andaluz con el delegado del Gobierno, Fernando López Gil, y la delegada territorial de Educación, Cristina Saucedo.

Según explicó el delegado de Personal de la Escuela de Hostelería de Cádiz, Juan Ramón González Higuero, los representantes de la Junta de Andalucía no pudieron dar ayer ninguna solución a estos trabajadores que llevan siete nóminas de retraso y se encuentran en una situación económica insostenible. Por este motivo, la plantilla continúa con su encierro de 48 horas en el centro, esperando que se produzcan novedades en estos dos días.

En la reunión, López Gil informó a los representantes de la plantilla el trabajo que se está realizando a nivel técnico para que cobren "lo antes posible". Les dijo que la documentación entregada es correcta y sólo falta que los interventores encuentren la fórmula concreta para que el dinero les llegue cuanto antes. Pero no se comprometió a dar fechas, aunque dijo que lo razonable sería que pudiesen cobrar antes de que acabe el año.

A lo único que se comprometió el delegado del Gobierno fue a llamarlos personalmente cuando se desbloquee la situación, según Juan Ramón González.

En la reunión también se habló del nuevo modelo de gestión de los Consorcios Escuela de Formación Profesional para el Empleo, que se pondrá en marcha a partir de 2015 con el principal objetivo de garantizar la viabilidad económica y, por tanto, poner fin a los impagos a la plantilla y los proveedores. "Los trabajadores pasarán a ser personal de la Junta y ya no dependerán del cobro de subvenciones. Eso normalizará la situación, supondrá un salto de calidad", señalaban fuentes de la Delegación del Gobierno andaluz.

González Higuero afirmaba que ese nuevo escenario "está muy bien" pero "con lo que tenemos en casa, ahora mismo no nos lo planteamos. Tenemos un telón negro delante que no nos deja ver más allá. Lo que queremos es que se solucione nuestro problema y quitarnos ese telón, entonces podremos mirar más allá. Aunque todavía vemos lejos el poder cobrar". El delegado de Personal de la Escuela de Hostelería estaba ayer muy desanimado. "El estar aquí encerrado no es plato de buen gusto para nadie. Queremos irnos a casa, cobrar y resolver nuestros problemas. Los representantes de la Junta nos han dicho que nos entienden y que están trabajando para que se desbloquee la situación, pero si en estos dos días de encierro seguimos sin novedades, pondremos en marcha nuevas medidas de protesta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios