Cádiz

Joaquín Cortés dimite como capataz de la Virgen de la Soledad de Vera-Cruz

  • La cofradía buscará ahora un sustituto que se haga cargo del paso de palio el próximo Lunes Santo

El mundo del martillo produce otra baja de cara a la próxima Semana Santa. El capataz Joaquín Cortés ha comunicado a la junta de gobierno de Vera-Cruz su decisión de no continuar al frente del paso de palio de la Virgen de la Soledad. Motivos personales han llevado a esta decisión, que ya conocía la junta de gobierno y que ayer fue comunicada también a la cuadrilla de cargadores.

Así las cosas, el nombramiento de un nuevo responsable del paso de palio se quiere hacer en los próximos días y será una de las primeras encomiendas de la nueva junta de gobierno de la cofradía, que resultó elegida el pasado viernes en cabildo de elecciones y que presidirá Emilio Bienvenido.

Cierra así Joaquín Cortés una etapa de cuatro años al frente del paso de esta Dolorosa del Lunes Santo, desde que fuera nombrado tras la Semana Santa de 2013 para estrenarse en la siguiente, aunque ya durante los siete años anteriores había auxiliado al anterior capataz, Manuel Cortés; quien, a su vez, fue ayudante del histórico capataz de Soledad, Pedro Jiménez-Mena, lo que da muestra de la continuidad por la que la cofradía de Vera-Cruz ha apostado siempre a la hora de nombrar a los responsables de los martillos de ambos pasos.

Tras su marcha de Vera-Cruz, Joaquín Cortés sí seguirá siendo capataz el próximo año del paso de misterio del Despojado, en la jornada del Domingo de Ramos, y del palio de Mayor Dolor, de la cofradía de Buena Muerte, en la noche del Viernes Santo; paso este último donde se estrenó este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios