Cádiz

Intoxicados tres niños por consumir hachís en su colegio accidentalmente

  • Los menores, dos niños y una niña de entre seis y siete años, son alumnos de La Salle-Mirandilla. La Policía y la directora del centro descartan que encontraran la droga en el patio

Imagen del colegio La Salle-Mirandilla tomada en la tarde de ayer. Imagen del colegio La Salle-Mirandilla tomada en la tarde de ayer.

Imagen del colegio La Salle-Mirandilla tomada en la tarde de ayer. / julio gonzález

Comentarios 3

Tres niños, alumnos del colegio La Salle-Mirandilla, sufrieron el pasado viernes una intoxicación tras consumir hachís en el propio centro educativo. Los chicos, dos niños y una niña, de entre seis y siete años, habrían consumido la sustancia estupefaciente en el interior de su propia clase y no en el patio del colegio, como se había pensado en un principio. Al menos así lo aseguró ayer a este diario la directora del colegio lasaliano, Irene Morales, muy afectada todavía por un suceso que ha provocado que la Policía Nacional haya abierto una investigación para determinar de qué manera pudo llegar la droga a los pequeños. "Los niños no encuentran la droga en el patio, como he podido leer en alguna información, sino que llega a su poder de alguna manera, que es lo que ahora la Policía intenta averiguar, y la comparten en su propia aula pensando que se trata de un caramelo", afirma Morales.

La directora también explicó que fue la propia profesora de los niños la que se dio cuenta de que no se encontraban bien, que presentaban señales de estar muy mareados, por lo que avisó a sus familiares. "Los niños están bien gracias a Dios. Pasaron unas horas en observación y por la noche ya fueron dados de alta y pudieron marcharse a sus casas. De hecho el lunes acudieron a clase sin ningún tipo de problema".

Los propios implicados habrían comentado a sus profesores y a la Policía que la sustancia en concreto estaba contenida en un envase de plástico amarillo, como los que utilizan los clásicos huevos de chocolate con sorpresa tan consumidos por niños de medio mundo.

El suceso ha causado una gran preocupación tanto en el equipo docente como en los padres de los alumnos del centro, que está concertado por la Junta de Andalucía. "El mismo lunes lo primero que hicimos fue mantener un encuentro todo el equipo directivo y sacamos una circular para informar a todas las familias, por lo tanto tampoco es cierto que no hayamos dado explicaciones. Estamos dando todos los pasos posibles para resolver esto".

La director de La Salle-Mirandilla asegura que no sólo se han puesto en contacto con la Policía Nacional sino que también lo han hecho con todas las autoridades pertinentes, "porque lo que queremos es encontrar el origen de esa droga en nuestro colegio y como ha podido llegar a manos de los niños".

También puso especial énfasis al señalar que "el entorno del colegio es seguro para los niños, de eso que no quepa ninguna duda. Y nos hemos puesto manos a la obra para encontrar el origen de esa sustancia estupefaciente".

Al tratarse de niños de corta edad, el caso ha sido puesto en manos de la Fiscalía de Menores, que está investigando junto a agentes de la Udyco y de la Unidad de Familia (UFAM) de la Comisaría Provincial de Cádiz. Fuentes de la propia investigación consultadas por este medio afirmaron que "teniendo en cuenta el nivel de limpieza del colegio descartamos que los niños encontraran la droga en el patio", por lo que se decantan por una explicación tan básica como difícilmente demostrable.

Por el grado de somnolencia de los pequeños, en un principio se pensó que pudieran haber ingerido algún tipo de pastillas, si bien los análisis de orina dieron positivo en TDH (hachís).

Mientras tanto los padres de los escolares mostraban ayer su preocupación por el suceso a través de las redes sociales, y eso que, afortunadamente, los tres pequeños no sufrieron daños por ingerir la droga y todo quedó en un susto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios