Coronavirus

Horeca espera que el Gobierno decrete ya el cierre de bares, restaurantes y hoteles

  • La mayoría de los hoteleros y hosteleros partidario de un cese de la actividad ante el avance de los casos positivos y la llegada masiva de personas procedentes de Madrid

  • La patronal ha encargado un informe jurídico sobre las fórmulas legales y advierte de que el cierre patronal sólo está permitido en determinadas circunstancias

Una imagen de archivo del 'Bebo los Vientos', uno de los restaurantes que cierra a partir de mañana.

Una imagen de archivo del 'Bebo los Vientos', uno de los restaurantes que cierra a partir de mañana. / Julio González

El crecimiento de la cifra de casos confirmados de coronavirus en la provincia de Cádiz -21 al cierre de esta información-, pero sobre todo la llegada masiva de personas procedentes de Madrid que no están guardando cuarentena alguna ha dado un vuelco a la actitud de hoteleros y hosteleros. Hasta el punto de que la mayoría de los empresarios y autónomos es partidario de cerrar sus establecimientos, según un sondeo efectuado por Horeca entre sus asociados.

De hecho, restaurantes emblemáticos como El Faro o los del Grupo Arsenio Manila ya han decidido cerrar sus puertas durante más o menos tiempo y en cualquier caso, mientras se resuelve la crisis generada por la expansión del coronavirus. En estos casos el empresario ha optado y acordado con la plantilla que tome vacaciones por adelantado.

No obstante, la mayor preocupación cunde entre los propietarios y el personal de los establecimientos hoteleros desde que han empezado a detectar la llegada de clientes procedentes de zonas y ciudades muy afectadas por el coronavirus, como Madrid.

Horeca ha solicitado un informe jurídico sobre las fórmulas legales a las que se pueden acoger las empresas o autónomos empleadores y ha advertido de que el cierre patronal sólo está permitido en determinadas circunstancias que no se dan en este momento.

Estas circunstancias, recogidas en el Real decreto-ley 17/1977, de 4 de marzo, sobre relaciones laborales, son tres: Notorio peligro de violencia para las personas o de daños graves para las cosas, ocupación ilegal del centro de trabajo o peligro cierto de que se produzca e inasistencia o irregularidades en el trabajo de tal volumen que impidan gravemente el proceso normal de producción.

Y es que durante el cierre patronal el contrato de trabajo queda suspendido y, por tanto, el trabajador no tiene derecho al salario y se encontrará en situación de alta especial en la Seguridad Social. También queda sin derecho a prestación económica por incapacidad temporal ni por desempleo.

Por todo esto Horeca espera que a través de una orden ministerial y en el marco del estado de alarma, el Gobierno decrete en breve la posibilidad de que cierren bares, restaurantes y hoteles y que empresas y autónomos empleadores tengan la posibilidad de presentar Expedientes de Regulación de Empleo Temporales (ERTEs) por causa temporal de fuerza mayor que garantizarían indemnizaciones y prestaciones a los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios