Cádiz

Estudian abrir un aparcamiento en superficie en el solar de Subdelegación

  • Hacienda ha ofrecido esta posibilidad a Emasa, que en estos momentos está realizando un plan de viabilidad · Sería una cesión en precario hasta el momento en que comiencen las obras de la nueva sede

El Ayuntamiento de Cádiz está barajando la posibilidad de aceptar la cesión de los terrenos donde se ubicaba la antigua Subdelegación de Gobierno, junto a la Delegación de Hacienda, para instalar un párking en superficie que de alguna manera venga a paliar el déficit de aparcamientos de los residentes de la zona.

Según ha podido saber este medio, ha sido la propia subdelegación quien se ha puesto en contacto con el Consistorio para proponerle esta cesión en precario, que tendría validez hasta el momento en que se inicien las obras de la nueva sede de este organismo, cuyo proyecto se presentó en su día pero para cuya ejecución no hay dinero en estos momentos en que la crisis económica ha dinamitado la mayoría de las obras públicas del país.

Según confirmó ayer José Blas Fernández, en estos momentos los técnicos de la Empresa Municipal de Aparcamientos (EMASA), están estudiando las condiciones y calculando el desembolso al que habría que hacer frente. "Vamos a hacer un estudio de viabilidad y si nos salen las cuentas pues Emasa, como empresa, se encargará de este aparcamiento en superficie que podría suponer una buena bolsa para los residentes", confirmaba José Blas Fernández.

Uno de los problemas con los que se encuentra Emasa en estos momentos es la cantidad de boquetes que hay que tapar por las catas arqueológicas que está llevando a cabo en el lugar la Junta de Andalucía. De hecho, dichas catas aún no han finalizado.

Para ponerlo en marcha sería necesario abrir una amplia puerta de entrada donde instalar la barrera, además de aplicar una doble capa de sub-base y otra de capa asfáltica.

Los responsables de la Delegación Provincial de Hacienda, que son quienes se han dirigido al Ayuntamiento para hacer la propuesta, consideran que la zona está saturada por la cantidad de coches que necesitan aparcar en sus proximidades para realizar algunos trámites. Aunque en los alrededores existe Zona Azul, la gran afluencia de vehículos desde primeras horas de la mañana incluso entorpece la posibilidad de aparcar a los residentes.

Además, José Blas Fernández también destacó que con motivo de los actos de celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812, se espera una gran afluencia de visitantes a la ciudad en los próximos meses, y con este nuevo aparcamiento disuasorio se evitarían embotellamientos al casco histórico de la ciudad. Emasa ya se hizo cargo hace algunos meses del aparcamiento en superficie de la Cuesta de las Calesas, que durante años explotó una empresa privada con bonos mensuales para los residentes en el centro de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios