El aparcamiento en Cádiz

Emasa ingresa más de medio millón de euros de zona azul y naranja en verano

  • El 43% de esa partida corresponde al aparcamiento regulado en la zona del Paseo y las calles adyacentes

  • Sólo 358 vecinos solicitaron la tarjeta para aparcar en zona naranja

Imagen de la zona que está junto al cementerio con zona naranja. Imagen de la zona que está junto al cementerio con zona naranja.

Imagen de la zona que está junto al cementerio con zona naranja. / julio gonzález

Comentarios 1

Hablar de aparcamiento y verano en la ciudad es tocar una cuestión que ha afectado a muchos conductores, que han visto más dificultada que de costumbre la misión de dejar el coche en la ciudad, especialmente cerca de la playa, sin necesidad de pagar por ello o de tener que retirarlo pasado un tiempo establecido. Frente a ellos se sitúa la empresa municipal de aparcamientos, Emasa, que ha sido una clara beneficiada de la regulación de estacionamientos que el Ayuntamiento llevó a cabo este año, sumando a las ya habituales plazas de zona azul a lo largo de todo el Paseo casi dos centenares más de zona naranja que se ubicaron en las calles adyacentes y cercanas. El balance final de esta medida ha sido un ingreso de más de medio millón de euros (533.418,99 euros, en concreto) por toda la zona azul y naranja de la ciudad en el período comprendido entre el 1 de julio y el 15 de septiembre.

De esa cuantía total, el 43% corresponde en exclusiva a ese estacionamiento regulado que Emasa habilita en verano en el entorno de la playa. La novedad de este verano, la zona naranja, se ha saldado con un resultado de 51.955,40 euros de recaudación, que se unen a los 178.643,15 euros que dejaron las plazas habilitadas esos meses como zona azul. Curiosamente, la zona naranja del Paseo ha tenido más éxito recaudatorio en ese período de julio, agosto y la primera quincena de septiembre que la habilitada durante todo el año en el resto de la ciudad (en concreto, en la Avenida del Descubrimiento, la plaza de las Tres Carabelas y ahora en la antigua estación provisional de autobuses junto a la Cuesta de las Calesas), donde prácticamente se ingresó la mitad (26.262,98 euros). Y dentro del período completo analizado, en agosto y la primera quincena de septiembre experimentó un notable aumento de actividad respecto a julio, donde la recaudación de la zona naranja apenas fue de 16.850,10 euros.

La última partida para completar ese más de medio millón de euros, otros 276.557,46 euros, corresponde a la recaudación de la zona azul del resto de la ciudad –la que no se habilita sólo en verano– durante ese período de julio a septiembre.

Otro dato al que ha tenido acceso este periódico es el número de beneficiarios que tuvo este verano la puesta en marcha de la zona naranja –aquellos que mediante una tarjeta abonan 1 euro al día para estacionar su vehículo en esas calles–. De todas las calles donde estuvo habilitada (desde Asdrúbal hasta Cortadura), Emasa apenas expidieron 358 tarjetas de residente, lo que refleja un impacto relativamente bajo de la medida, teniendo en cuenta la cantidad de viviendas que se concentra en esas calles habilitadas como zona naranja y en su entorno.

No obstante, frente a estos ingresos hay que señalar también que la empresa tuvo que afrontar gastos por importe cercano a los 70.000 euros para poner en marcha estas zonas de estacionamiento regulado. Primero para pintar las correspondientes rayas en el asfalto (2.521,76 euros), segundo para alquilar las máquinas expendedoras (a razón de 7.672,37 euros mensuales) y en tercer lugar para contratar a una plantilla temporal de cinco vigilantes (46.264,82 euros, incluyendo los costes de Seguridad Social).

Aún así, se trata de una partida de ingresos notablemente importante para Emasa, ya que supone, por ejemplo, más de la mitad del ingreso total que obtuvo por la zona azul durante todo 2016 (de 1.083.390,71 euros). Por tanto, la sociedad municipal ha resultado beneficiada del aparcamiento durante este pasado verano, como demuestra la información publicada hace unos días respecto a la recaudación obtenida en los distintos aparcamientos que gestiona la empresa en la ciudad (Campo del Sur, Santa Bárbara, Cuesta de las Calesas, Ingeniero La Cierva y Polideportivo Ciudad de Cádiz) y que aumentaron sus ingresos en el mes de agosto respecto al mismo período del año anterior, salvo en el caso del Campo del Sur que sí obtuvo menos ingresos. A lo que se une también la recaudación obtenida por la actividad propia de la grúa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios