Contenido patrocinado

“Dentro de unos años toda la electricidad que consumamos será de origen renovable”

  • El ingeniero Carlos López Bueno asegura que “producirse un kilovatio fotovoltaico es más barato que comprarlo a la red eléctrica, con un periodo de amortización de la instalación en unos siete años”

El decano de Cogiti de Cádiz, Domingo Villero (izqda.) y Carlos López Bueno. El decano de Cogiti de Cádiz, Domingo Villero (izqda.) y Carlos López Bueno.

El decano de Cogiti de Cádiz, Domingo Villero (izqda.) y Carlos López Bueno.

Carlos López Bueno, ingeniero especialista en electricidad, se muestra convencido de que dentro de unos años se producirá un cambio de paradigma en el consumo eléctrico y que la electricidad que consumamos tendrá origen renovable. Emula al político Alfonso Guerra con su famosa frase, “no lo va a conocer ni la madre que lo parió”, en relación al futuro de los hábitos del consumo eléctrico.

–¿Qué nos espera de cara al consumo eléctrico en España de cara a los próximos años?

–Para 2050 tenemos que estar en Europa con generación renovable. Esto va a suponer que prácticamente se acabará la producción de CO2 para combatir el efecto invernadero.

–¿Los nuevos modelos de movilidad van a provocar que el consumo eléctrico en España aumente en los próximos años?

–El consumo va a aumentar de forma sensata y ordenada. Por la noche el consumo es baratísimo y sobra energía, por lo que hay que incentivarlo, siendo las horas ideales para cargar el vehículo eléctrico, y la energía es muchísimo más barata.

–¿Cómo es la energía eléctrica que actualmente se consume en España, es decir, de dónde se obtiene?

–Hasta el 50 por ciento es a veces renovable. Globalmente, el 30 por ciento. Luego está la de origen nuclear, que no emite CO2 y no provoca efecto invernadero, pero las centrales nucleares son a extinguir por el problema de sus residuos, además de que no es barata. La más barata es la fotovoltaica, sobre todo en Andalucía, gracias a nuestras horas de sol, pudiendo proveer más de lo que consumimos.

–¿Existen planes para paulatinamente impulsar un consumo de energía eléctrica limpia, es decir, que no se obtenga de estas fuentes?

–Sí, el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) de España que se está actualizando. Prevé que los distintos tipos de energía que emiten CO2 estén a extinguir. Este año se cierran cuatro centrales de carbono en España. También prevé que conforme las centrales nucleares vayan acabado su vida útil se cierren. Y prevé un crecimiento grandísimo de la fotovoltaica y la eólica. En 2050, la energía que se producirá en España será verde.

–En el caso de la provincia de Cádiz, da la sensación de que poseemos recursos para lograr energía eléctrica limpia ya sea de forma eólica o solar, ¿es realmente así o de esta forma no se puede llegar a toda la población?

–En Cádiz estamos a la cabeza de España en horas de sol, además del recurso eólico, que tiene una ventaja que existe de día y de noche porque viento hay indistintamente, pero su aprovechamiento no se puede planificar como el sol, pues aunque haya nubes tenemos radiación difusa, en cambio el viento racheado, el más común, es difícilmente aprovechable. El recurso eólico queda mucho por explotarse.

–Viene impartiendo con éxito una serie de seminarios sobre el autoconsumo, ¿es realmente una alternativa válida, o sea cualquier ciudadano puede acceder a él?

–Es totalmente válida, cualquier ciudadano puede acceder a él y se ha alcanzado la paridad de red. Producirse un kilovatio fotovoltaico es más barato que comprarlo a la red eléctrica, con un periodo de amortización de la instalación de unos siete años. Pagas la instalación, la amortizas en siete años y a partir de ahí solo beneficios, porque tiene muy poco mantenimiento.

–¿Es Cádiz capital un buen lugar para el autoconsumo eléctrico?

–Cádiz capital es especial porque crece en altura. Los ciudadanos viven en pisos y comparten azotea. Eso penaliza el desarrollo fotovoltaico porque requiere superficie. Cuanto más horizontal se viva más fácil es que prolifere el desarrollo fotovoltaico. Queda mucho por hacer y Eléctrica de Cádiz está haciendo cosas, como poner placas fotovoltaicas en grandes superficies.

–¿Podría llegarse a un escenario en el que la fotovoltaica cubriera la demanda de energía de cara al alumbrado municipal?

–El alumbrado se requiere de noche y el sol existe de día, ya hablamos de baterías. Para adaptar cuando se produce a cuando se consume. Cuando hay batería es el doble del coste. Como los precios de lo scomponentes no dejan de bajar, con baterías ya sería casi rentable.

–¿Y qué papel juegan los técnicos?

Hay dos grandes retos: la información de los consumidores y la formación de técnicos y profesionales.

–Porque hay que caminar hacia una energía limpia…

–Ya vemos los efectos del cambio climático. No hay plan B para el planeta, la única posibilidad es dejar de contaminar y minimizar el efecto invernadero.

–Nos ha pillado un poco el toro en ese sentido, pero ¿estamos a tiempo?

–Siempre estamos a tiempo de no dejar un planeta peor.

–¿Hay conciencia sobre los beneficios de la energía fotovoltaica?

–Va existiendo. Hace falta más información, desmontar mitos positivos y negativos.

– Una última reflexión…

–Tenemos retos que empiezan a ser realidad: la fotovoltaica y el vehículo eléctrico. Vamos a experimentar en unos años un cambio como el que vivimos con el teléfono móvil. De ser algo exótico en 10-15 años todo el mundo los usará.

–¿Está el ciudadano concienciado en el uso del vehículo eléctrico?

–Nada. Porque hay falta de información, además en España hemos tenido unos años una figura legal que impedía la instalación de estaciones de recarga. Si no hay donde enchufar el coche, no hay coches, si no hay coches, no hay enchufes. Y una figura nefasta fue el gestor de carga, anulada en 2018, en la misma ley que se anuló el Impuesto al Sol, otro impuesto nefasto. Afortunadamente desde finales de 2018 se anularon estas figuras. Ahora hay que apretarse en el calendario que marca la UE para conseguir objetivos lo antes posible.

–Entonces, ¿hay prisa?

–El Gobierno está actualmente en la revisión a la baja del PNIEC para el horizonte de 2050 mejorarlo. Además, el PNIEC contribuirá en forma neta, a la creación de puestos de trabajo relacionados con las fotovoltaicas.