Cuaresma 2021 en Cádiz El Covid altera el rito de la ceniza

  • Este año no se impondrá a los asistentes, sino que se dejará caer sobre sus cabezas para evitar el contacto

Interior de la Iglesia de la Conversión de San Pablo. Interior de la Iglesia de la Conversión de San Pablo.

Interior de la Iglesia de la Conversión de San Pablo. / Joaquín Hernández Kiki

La Cuaresma de este año está abocada a ser radicalmente distinta a lo habitual. La epidemia afectará de lleno al tiempo previo a la Semana Santa que arranca el próximo miércoles; y lo hará desde ese primer día, alterando el tradicional rito de la imposición de la ceniza. El Vaticano, de hecho, ya se ha pronunciado a este respecto y ha indicado cómo tendrán que proceder los sacerdotes ese día en el que la ceniza anuncia el inicio de la Cuaresma.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano ha sido la que ha establecido el modo en que se celebrará la misa este año 2021. El principal cambio es que la ceniza no será impuesta sobre la frente de aquellos que acudan a las misas del próximo miércoles, sino que en su lugar se dejará caer sobre la cabeza de cada fiel.

Además, se omiten las palabras del sacerdote: “Conviértete y cree en el Evangelio”. Esta frase, o bien la otra posibilidad (“Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás”) que establece el Misal Romano para el Miércoles de Ceniza, será dirigida una sola vez por el sacerdote a todos los asistentes.

“Después, el sacerdote se limpia las manos y se pone la mascarilla para proteger la nariz y la boca, después impone la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acerca a cuantos están de pie en su lugar. El sacerdote toma la ceniza y la deja caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada”, establece la congregación vaticana que preside el cardenal Sarah (el mismo que abrió la puerta el pasado año a que las procesiones de Semana Santa se celebraran en septiembre).

No será este el único que cambio que experimentarán las iglesias en este tiempo cada vez más cercano. Los templos, que serán este año únicos protagonistas del tiempo de Cuaresma al haber quedado suspendidos por el Obispado cualquier tipo de culto o acto en la vía pública, acogerán las celebraciones propias de este intenso tiempo litúrgico pendiente del horario y de los aforos.

En este sentido, conviene recordar que en la actualidad las iglesias sólo pueden albergar un máximo del 30% del aforo disponible para que el público esté sentado; además, a tenor de la grave situación actual con un alto índice de contagios, el propio Obispado solicitaba recientemente que las misas de la tarde adelanten su horario para que la población pueda estar en sus domicilios antes de las ocho de la tarde, como solicitan desde la Junta de Andalucía. Por tanto, misas, vía crucis y demás cultos y actos se desarrollarán con especial vigilancia respecto al público asistente y variando notablemente el horario habitual de celebración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios