Coronavirus en Cádiz "Echamos mucho de menos al alumnado"

  • Las Carmelitas ha establecido clases telemáticas de las nueve la mañana hasta las dos y media de la tarde en la ESO para tratar de solventar la distancia con los estudiantes

  • La directora Yolanda Castilla espera que la Junta dé la instrucciones para el próximo curso en junio para que puedan organizar la programación con antelación

Fachada del centro educativo de Las Carmelitas en la capital gaditana. Fachada del centro educativo de Las Carmelitas en la capital gaditana.

Fachada del centro educativo de Las Carmelitas en la capital gaditana. / DC

El 13 de marzo los niños salieron de las aulas y se enfrentaron a una situación absolutamente anormal con la pandemia. La manera del trabajo del sistema educativo se tuvo que reinventar a marchas forzadas para romper la barrera de la distancia entre el profesorado y el alumnado.

Uno de los colegios e institutos que lo hicieron es el de Nuestra Señora del Carmen de la capital gaditana, más conocido por todos como el de las Carmelitas, que tiene una oferta educativa que va desde el Infantil de tres años hasta la finalización de la ESO (Enseñanza Secundaria Obligatoria).

La decisión abrupta que se tomó cogió de sorpresa a la mayoría de los centros educativos. La directora de las Carmelitas, Yolanda Castilla, asegura que "en el subconsciente pensábamos que íbamos a volver en dos semanas", porque en ese momento nadie pensaba lo que venía por delante.

No obstante, añade que "en el centro contamos con un gran equipo de profesores", por lo que se pusieron manos a la obra para ponerse al día en todo lo referente a las nuevas tecnologías y ajustando las programaciones a lo que venía por delante. Asimismo, mantuvieron una reunión telemática con todos los padres y madres delegados de los distintos cursos para tratar de establecer el nuevo modelo de trabajo.

En las Carmelitas contaban con una ventaja en el tema tecnológico  y es que el alumnado contaba con unos chromebooks (un tipo de ordenadores portátiles) que facilitaba el contacto entre las dos partes, gracias a una compra colectiva que se había hecho. En lo que se refiere a la Secundaria se ha flexibilizado un poco el horario al que normalmente tienen cuando están de manera presencial, pero desde las nueve hasta las 14,30 están recibiendo clases telemáticas con las materias que les toque cada día.

Después por la tarde también tienen abiertos canales de comunicación para que el alumnado pueda solventar las dudas que vayan surgiendo. Como afirma Yolanda Castilla, "lo que se trata es de que tengan un acompañamiento para que nunca pierdan el ritmo de trabajo".

Eso sí, la directora afirma que echa mucho de menos el contacto directo y en persona con el alumnado "porque es mucho más humana y cercana. Tengo muchas ganas de verlos". Reconoce que cuando está dando algunas de las clases "tengo la tentación muchas veces de escribir en la pizarra".

Uno de los profesores de este centro es Juan Mera, que da clases de Inglés en la ESO. Este docente afirma que "hemos podido cubrir las materias pero lo que no podemos compensar es el cara a cara con el alumnado". Una de las mayores dificultades las encuentran a la hora de hacer los exámenes, pero tiene muy claro que toda esta situación "te sirve de experiencia. Antes había profesores que no eran capaces de dominar una tablet y ahora somos expertos en nuevas tecnologías"

En esta andadura Castilla resalta la importancia de la labor de los padres y madres "porque si ellos no nos apoyaran, todo sería mucho más complicado" y, curiosamente, explica que ahora tienen muchas más reuniones entre los profesores que cuando podían estar en el colegio de manera presencial.

Y el futuro es toda una incógnita, como está siendo toda esta travesía de la pandemia. Una de las cosas que se ha deslizado es que las clases pueden estar al 50% del alumnado. Yolanda Castilla afirma que "estamos a la espera de las instrucciones. Lo único que tenemos claro es que las clases no se van a reiniciar este curso de manera presencial. Me da un poco de miedo el futuro en septiembre".

Lo que sí desea esta directora es que las instrucciones las dé la Junta de Andalucía en junio para que todo se pueda planificar de la mejor manera posible y piensa, sobre todo, "en las familias porque si muchos padres tienen que volver al trabajo y los niños sólo tienen que acudir algunos días a los centros, eso va a provocar un problema".

Juan Mera reconoce que también le da mucha pena que el alumnado de cuarto de ESO no haya podido hacer la excursión ni la graduación. Para eso también ha echado mano de las nuevas tecnologías y van a tratar de compensar ese acto con la edición de un vídeo.

Este parón también ha afectado a la condición como Centro Erasmus de este centro educativo. Las Carmelitas ha sido centro coordinador en tres proyectos en el que hay un intercambio entre varios países con un proyecto común y con el inglés como lengua vehicular. Gracias a ello en estos años han viajado casi 40 alumnos a otros países para participar en el mismo. Esto también ha quedado suspendido, tal y como recuerda Juan Mera.

El Colegio Nuestra Señora del Carmen celebrará en dos años el 150 años de su fundación, que nació de la congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad, fundada en 1826 por Santa Joaquina de Vedruna.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios