DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

Coronavirus en Cádiz: La UME desinfecta las instalaciones portuarias

  • Van a desinfectar el interior de la lonja, el exterior de la terminal de catamaranes, el exterior control comercial y el exterior del Soivre.

Un efectivo de la UME, en dependencias portuarias. Un efectivo de la UME, en dependencias portuarias.

Un efectivo de la UME, en dependencias portuarias. / Jesús MArín

La Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército está esta mañana en las instalaciones portuarias de Cádiz donde va a proceder a desinfectar el interior de la lonja, el exterior de la terminal de catamaranes, el exterior control comercial y el exterior del Soivre.

El operativo lo componen 9 personas con equipo individual y también con dos vehículos. Los trabajos han comenzado a las 10:30 y está previsto que se prolonguen durante 2 horas.

Esta tarea se suma al plan de limpieza especial  para luchar contra el coronavirus puesto en marcha por la propia Autoridad Portuaria tanto de interiores como de exteriores, que ha llevado a desinfectar con varias empresas especializadas en estas labores las lonjas, el mercado mayorista de pescado, el edificio principal, los controles de acceso, aseos, entre otras instalaciones.

Concretamente en la lonja pesquera, la actividad sigue siendo la habitual de antes del Estado de Alarma ya que su actividad ha sido considerada por la Junta de Andalucía como “esencial” para así poder garantizar el abastecimiento y consumo de pescado.

En todo momento, tanto las instalaciones de Cádiz como las de El Puerto como las del del mercado mayorista han permanecido abiertas al público.

Desde la APBC se ha dejado claro que se han implementado una serie de medidas de seguridad tales como mantener las distancias o el uso de guantes y de mascarillas.

Además, la Autoridad Portuaria insiste en que antes de esta intervención de la UME se ha estado velando por una continua desinfección en zonas en las que aún se mantiene bastante actividad y bastante presencia de personas.

En lugares como la lonja, el pescado se pasa por unas cintas y los potenciales clientes permanecen sentados en unas gradas a muchos metros de la mercancía.

La crisis del coronavirus ha castigado de manera más especial a los vendedores del mercado mayorista, donde no todos los puestos abren ya debido a que sus principales clientes son bares y restaurantes, establecimientos que ahora permanecen cerrados por ley.

La presidenta de la APBC, Teófila Martínez, quiso aprovechar para agradecer a los miembros de la UME las labores de desinfección llevadas a cabo en el puerto de Cádiz que redundan en una mayor garantía para los usuarios y consumidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios