Cádiz

Comienza la restauración de la capilla del Sagrado Corazón en la Catedral

  • Los trabajos, que realizará la empresa Almenara, tendrán una duración estimada de dos meses y necesitarán una inversión que superará los 200.000 euros y que afrontará el Cabildo en solitario

Las jóvenes licenciadas en Arquitectura e Historia del Arte que han realizado el estudio, junto a la gerente del Centro

Las jóvenes licenciadas en Arquitectura e Historia del Arte que han realizado el estudio, junto a la gerente del Centro / Julio González (Cádiz)

Los andamios van cubriendo metro a metro la capilla del Sagrado Corazón de la Catedral. El Cabildo ha podido al fin iniciar unas obras que viene tramitando desde finales del año 2018 y que se querían haber culminado el pasado año. De hecho, esta intervención quiso ser el homenaje de la Catedral al centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús que se conmemoró en 2019, “pero va a llegar un año más tarde”, traslada el deán de la Catedral, Ricardo Jiménez. Los trámites administrativos pertinentes, máxime teniendo en cuenta que se trata de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural, han alargado en exceso todo el procedimiento previo hasta conseguir la autorización pertinente de la comisión provincial de Patrimonio.

La empresa Almenara, de la propia capital gaditana, será la encargada de realizar estos trabajos que abarcarán la totalidad de la capilla, tanto la piedra de las paredes como el retablo central y el monumento que lo preside, de Mariano Benlliure. En torno a dos meses de obras es la estimación que maneja actualmente la empresa responsable de esta restauración y el propio Cabildo, que confía en que en torno a la próxima festividad del Corpus Christi (que este año 2020 se celebrará el domingo 14 de junio) pueda estrenarse la restauración de esta capilla, la primera a mano izquierda según se accede a la Catedral por Arquitecto Acero.

Conviene señalar que de manera paralela a que se ha tramitado este proyecto que ahora ha comenzado su ejecución, el Cabildo también ha encargado la restauración de las imágenes que ocupan las hornacinas laterales de esta capilla del Sagrado Corazón. En concreto, se trata de San Ignacio de Loyola y de San Francisco Javier, dos piezas de pequeño tamaño que está restaurando Manuel Ramírez Bonassi y que en un par de meses estarán también de vuelta en la Catedral. De hecho, el restaurador ya ha finalizado la imagen de San Ignacio y trabaja ahora en la del copatrón de Cádiz.

Por encima de los 200.000 euros es la inversión que manejan los canónigos para esta restauración –sin contar la intervención de las dos imágenes–, que se convierte así en una de las intervenciones de mayor calado de las que se vienen realizando en los últimos años en la Catedral. Todo ello será financiado al 100% por el propio Cabildo, que no accede desde hace años a ninguna vía de financiación procedente de las administraciones públicas.

Este trabajo de envergadura se suma al que hace unos años acometió también el Cabildo en solitario rehabilitando todas las cubiertas del edificio, o al último que recibió financiación pública (en 2011) para la rehabilitación de la Sacristía Baja (cuyo coste alcanzó los 450.000 euros).

Además, en la hoja de ruta de los canónigos ya está también fijada la rehabilitación de la capilla de la Asunción (la última de la nave lateral izquierda), de especial relevancia por ser la única que respeta de manera fidedigna el diseño que el arquitecto Vicente Acero ideó para las capillas interiores de la Catedral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios