Televisión

Chicote visita El Cantábrico, el restaurante más antiguo de Puerta Tierra

  • El programa 'Pesadilla en la cocina' le da un vuelco estético al local, tras elogiar su cocina

  • El establecimiento supera ya los 70 años de existencia

El Cantábrico, en su primera etapa en La Laguna El Cantábrico, en su primera etapa en La Laguna

El Cantábrico, en su primera etapa en La Laguna / D.C.

'Pesadilla en la cocina' y el chef Alberto Chicote se dan este jueves una vuelta por el restaurante gaditano El Cantábrico. El programa, grabado en 2018, se emite este jueves en La Sexta a partir de las diez y media de la noche. De la visita del exigente cocinera se puede adelantar dos cosas. Una, que elogió la cocina del local, lo cual no es nada habitual en Chicote, y otra, que le dio un vuelco radical a la estética del establecimiento.

El Cantábrico es el restaurante más antiguo de Puerta Tierra, si dejamos a un lado al Ventorrillo de El Chato ya en las afueras del término urbano. Lo fundó hace más de 70 años Francisco Sánchez, estando ahora la tercera generación de la familia al frente del establecimiento.

Abierto en la frontera entre La Laguna y la Avenida, nació como un pequeño local de madera junto a la cuesta que forma la calle Alonso Cano y frente a las instalaciones del antiguo Patín Club. Al poco, se transformó en un coqueto restaurante con un diseño propio de una venta de carretera muy cuidada, rodeada de un frondoso jardín en el que se podía comer al aire libre. 

Prueba automovilística en la Avenida. A la derecha, el acceso al restaurante Prueba automovilística en la Avenida. A la derecha, el acceso al restaurante

Prueba automovilística en la Avenida. A la derecha, el acceso al restaurante / D.C.

En aquella época La Laguna era una zona de la ciudad llena de pequeños, y no tan pequeños, chalés. En una imagen de la zona sólo sobresalía el edificio de la Cervecería El Barril, en la esquina con la Glorieta Ingeniero la Cierva y el antiguo Hotel Playa. En los años cincuenta extramuros comenzaba a poblarse de nuevas edificaciones, aunque esta zona de Puerta Tierra sufrirá el boom inmobiliario en los finales de los años sesenta y principios de los setenta del pasado siglo.

El Cantábrico pronto se convirtió en un referente gastronómico de la ciudad, siendo lugar elegido para la celebración de numerosos eventos ciudadanos. Construido el nuevo edificio, un incendio en el año años 2000 afectó a la zona de servicio y a unos de sus salones. Ya en 2012 recibió la Q de Calidad Turística, mientras que ponía en marcha, por primera vez en la ciudad, un servicio de self-service y un buffet.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios