Cayetana Álvarez de Toledo en la Fundación Cajasol "Hay que tratar a los ciudadanos como a seres inteligentes, no como a tontos"

  • La ex portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, alerta del riesgo que corre el orden constitucional

Cayetana Álvarez de Toledo, en la sede de la Fundación Cajasol.

Cayetana Álvarez de Toledo, en la sede de la Fundación Cajasol. / Julio González

La diputada del partido Popular Cayetana Álvarez de Toledo se convirtió anoche, en un entretenido debate moderado por el periodista Alberto Grimaldi, en la protagonista del ciclo Reencuentros, que organiza la Fundación Cajasol en su sede la plaza de San Antonio. La ex portavoz del Grupo Popular en el Congreso llegó, en teoría, para "conversar un rato con una ciudad que adoro", pero pronto esa conversación se tornó en una firme defensa del constitucionalismo y de la figura del Rey, y en un apocalíptico discurso en el que "nacionalismos y populismos ponen en peligro a la Constitución".

Según esta "española por elección propia", ellos son los protagonistas de un proceso de degradación y de un proceso "que no es sólo propio de España" y que es la "infantilización del discurso político". "Hay que tratar a los ciudadanos como seres inteligentes y no como tontos". "Tratan a los ciudadanos como a menores de edad", lamentó la diputada. Son, según la invitada por Cajasol, "fórmulas populistas que tienden al caudillismo y que son caldo de cultivo para los regímenes dictatoriales".

A pies juntillas, afirmó que ni se plantea dejar el PP -"aunque sé que hay gente que no quiere"- y que cuando reflexionó sobre si dejar el escaño o no, llegó a la conclusión de que tenía un compromiso con más de 280.000 catalanes que votaron en noviembre a la candidatura del PP en Cataluña.

También aseveró que el punto de mira de su partido debe estar en lograr una alternativa que sume 176 escaños "para parar el proceso de demolición del Estado español".

Cayetana Álvarez de Toledo aseguró que España se encuentra en un momento delicado "porque los que apoyan la ruptura están ahora mismo en el Gobierno de la nación". Habló de un proceso de involución y de un retroceso a la España de hace 40 años. "Ahora, si eres antifranquista eres demócrata, cuando no todos los antifranquistas son demócratas". La ex portavoz del PP en el Congreso califico al PSOE como al nuevo "tonto útil en manos de formaciones como Bildu, que ha estado matando hasta hace poco, y de la heredera del Grapo, que es Podemos, y de los golpistas de Cataluña".

"Nuestro sistema democrático está en juego". "Los populistas y nacionalistas son fuerzas reaccionarias que ponen en jaque lo que se hizo aquí en el año 78, y lo que está en juego es la continuidad del sistema democrático", según esta madrileña de padre francés y madre argentina.

"Yo soy y seré siempre la facha". Fue ahí cuando aprovechó para criticar que "en España tenemos el mal de las etiquetas y todas están puestas por los nacionalistas o la gente de Podemos. Ellos deciden quién es quién en España, moderado, centrista..." .

Alvarez de Toledo redundó en la idea de que "el nacionalismo ha decretado el fracaso de la España constitucional. Ha fallado la cobardía de los líderes políticos en el momento en que aceptamos nacionalismo como animal de compañía".

La invitada a estos Reencuentros de la Fundación Cajasol concluyó con cuatro momentos vividos en estas dos últimas semanas que representan para ella "un acelerón del proceso de liquidación del orden constitucional": el primero, no permitir al Rey asistir al acto de entrega de despachos a los nuevos jueces; el segundo, el anuncio de indultos para "quienes han dado un golpe de Estado"; el tercero, la reforma del delito de sedición con carácter retroactivo, "que no es otra cosa que una amnistía encubierta"; y, el cuarto, cuando se ha aceptado a Bildu como "interlocutor en una negociación de unos presupuestos del Estado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios