Patrimonio municipal

El Casino Gaditano abrirá de nuevo pero con la incertidumbre de su futuro

  • El acuerdo con el Ayuntamiento está lejos de cerrarse y además se va a personar en el expediente del reglamento interno

Fachada del Casino Gaditano.

Fachada del Casino Gaditano. / Jesús Marín

El Casino Gaditano va a volver a abrir sus puertas una vez que pase la Semana Santa, a partir del 8 de abril de seis de la tarde a diez de la noche. Esa fue una de las decisiones de la asamblea de socios de esta entidad que tuvo lugar durante varias horas el martes. Para ello se decidió pasar una derrama al cuerpo de socios para que uno de los empleados que se encuentra en ERTE pase a trabajar físicamente y así tirar unos cuantos meses.

Sin embargo, el gran caballo de batalla al que se enfrenta el Casino es a su futuro como entidad, que pasa en gran parte por conseguir llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Cádiz, el propietario del edificio desde el año 2009.

El Casino ha sufrido una merma importante de ingresos desde que se inició la pandemia debido a la caída de la nómina de socios, y a que el dinero que le llegaba por la actividad hostelera y del propio centro de negocios se ha cortado o ha disminuido de manera considerable.

Pese a todos los rifirrafes que han mantenido con el actual equipo de Gobierno, entre ella cuando el Ayuntamiento habilitó una cerradura que se encontraba estropeada desde hace años por la puerta principal para darle paso a los usuarios del Centro de Negocios, algo que provocó una reacción contraria por parte de la directiva del Casino, se mantenía el diálogo.

Así, las dos partes estaban avanzando en la consecución de un acuerdo, que pasaba por una asignación económica mensual, tal y como se dijo en la asamblea, que tenía dos patas. Una llegaría a través de la Fundación de Estudios Constitucionales, en la que el Ayuntamiento preside el patronato, y otra a través de la conservación y mantenimiento del edificio.

Sin embargo, desde la entidad entienden que el Ayuntamiento ha dado por finalizadas las conversaciones.A ello se le ha unido otro escollo por medio y es la aprobación el pasado 25 de febrero en la Junta de Gobierno Local del Reglamento Interno de Funcionamiento y Mantenimiento del edificio municipal Casino Gaditano. En el mismo se establecen los derechos y obligaciones de cada una de las partes que tienen un papel en el inmueble de la plaza de San Antonio. Entre los puntos hay uno que aparece en el artículo 13 y se refiere a que “queda prohibida la utilización de los espacios públicos cedidos para la realización de actividades económicas que no se contemplen en las condiciones de la cesión, especialmente aquellas consideradas como molestas, insalubres, nocivas o peligrosas. De producirse, podrá conllevar el cese de la cesión del edificio municipal”.

En este sentido, cabe recordar que el Casino tiene arrendado a una empresa de hostelería el restaurante que se encuentra en una parte de las dependencia del edificio municipal.

Lo que sí ha acordado la entidad social es personarse en el expediente por el que se ha realizado este reglamento interno porque entienden que se les debería haber dado audiencia antes de su aprobación, ya que se consideran una parte afectada. Para ello, pedirán que se retrotraiga las actuaciones al momento en el que ellos puedan presentar sus alegaciones. En virtud de como vaya este acto administrativo, valorarían la posibilidad de ejecutar otras acciones para velar por sus derechos.

Asimismo, también les han pedido la llave de la biblioteca de estudios constitucionales, pero ésta no se va a entregar hasta que no se retiren todos los documentos que son internos del Casino.

En la asamblea también se tuvo conocimiento de la dimisión de uno de los vicepresidentes de la entidad, en concreto del ex concejal Enrique García-Agulló.

Otra de las situaciones que tiene que resolver el Ayuntamiento en esa nueva política de usos que quiere para el Casino Gaditano, es la del Centro de Negocios, todavía activo, que se encuentra habilitado en la segunda planta.

Para ello desde el equipo de Gobierno se desechó la posibilidad de que los actuales usuarios, que están bajo el paraguas de la Asociación Pozo de la Jara, fueran los que autogestionaran todo el espacio. Según el equipo de Gobierno municipal, tienen un informe de Secretaría que impide que se haga esta cesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios