Cádiz

Las Tres Carabelas será el espacio piloto para la Zona Naranja de aparcamiento

  • Técnicos de Emasa han visitado varias ciudades para comprobar el funcionamiento de esta modalidad que pretende facilitar el estacionamiento de los residentes · Se quiere poner en marcha en febrero

La Empresa Municipal de Aparcamientos (Emasa) lleva seis meses trabajando en la puesta en marcha de una de las promesas electorales del PP que más expectación despertó entre los ciudadanos: la creación de una Zona Naranja de aparcamiento para residentes.

La idea de Emasa es iniciar el proyecto con una zona piloto que estaría en las cercanías de la plaza de las Tres Carabelas, y desde donde se iría extendiendo a otras zonas de la ciudad.

Joaquín Clavaín, director de Emasa, ha estado durante los últimos tres meses visitando algunas capitales de España donde se ha puesto en marcha un sistema similar para tomar apuntes de su funcionamiento. En Málaga por ejemplo la Zona Naranja está muy arraigada e incluso existe un coche denominado multicar que es el que se encarga de ir patrullando las calles y leyendo las matrículas para sancionar a aquellos vehículos que estén estacionados indebidamente.

Como ya anunciara la alcaldesa en su día, la Zona Naranja tendrá un precio de un euro al día, 20 al mes, ya que los fines de semana no hay que abonar coste alguno. Y para beneficiarse de sus ventajas será necesario cumplir unos sencillos requisitos como son estar al corriente de los pagos en las tasas e impuestos municipales, no tener sanciones pendientes, que el vehículo esté censado en el registro de tráfico de la ciudad y que el solicitante esté empadronado en Cádiz. Además, el permiso para aparcar en la Zona Naranja se le concederá para la más cercana al domicilio que aparezca en el padrón.

La idea municipal es poner en marcha la Zona Naranja a principios de febrero. Hasta el momento se continúa trabajando con esas previsiones, aunque posiblemente su funcionamiento se retrase algunas semanas debido a la burocracia propia y a la logística, ya que Emasa está evaluando la posibilidad de colocar unos parkímetros especiales para los tickets de esta Zona Naranja. En Málaga por ejemplo se compran los abonos mensuales y se coloca una pegatina en el parabrisas del vehículo, al uso de los que se conceden al pasar una Ispección Técnica de Vehículos (ITV). Con ellos, resulta más fácil la identificación de los que tienen permitido hacerse con algunas de las plazas dedicadas a residentes.

Durante estas próximas semanas se intentará delimitar los primeros espacios en los que se intentará compaginar la Zona Naranja con la Azul. En un principio serán 500 plazas para residentes que se sacarán de las existentes actualmente para Zona Azul. En estos momentos Cádiz cuenta con 22.485 plazas de aparcamiento en superficie, de las que sólo el 5% es Zona Azul. Con la entrada en vigor de la nueva modalidad de estacionamiento el 2,5% de ese porcentaje quedará reservado para los residentes.

El ahorro para los residentes será considerable, puesto que, por ejemplo, un día completo en Zona Azul tiene un precio de 8 euros, mientras que por sólo 3 en la Zona Naranja se podrá tener el coche estacionado tres días, que es el tiempo máximo permitido que un vehículo puede estar ocupando una plaza. Una vez que pasen esas 72 horas, el propietario está obligado a moverlo si no quiere ser sancionado.

José Blas Fernández, presidente de Emasa, confía que antes de que finalice enero puedan concretarse las novedades de este nuevo proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios