Contenido patrocinado

Cannabis: ¿una opción medicinal?

Cannabis. Cannabis.

Cannabis.

La medicina ha ido desarrollando diferentes fármacos a través de la historia para combatir enfermedades. Desde gripes simples, hasta dolencias crónicas son investigadas arduamente para disponer de las mejores plantas medicinales para elaborar medicamentos de calidad adecuados al padecimiento del paciente.

Dentro de este tipo de semillas y plantas, el cannabis ha generado interés por sus propiedades medicinales, sin embargo, como bien se conoce, aún el cultivo y cosecha de la marihuana todavía es ilegal en muchos países del mundo. No obstante, el uso medicinal de la planta ha ido despertando el interés de la industria, pues las últimas investigaciones han demostrado que sus propiedades son beneficiosas para muchos pacientes enfermos.

Semillas para el cultivo

En España la revolución cannábica es cada vez más creciente, aunque aún la marihuana no está legalizada del todo, se permite el consumo legal en privado y la posesión máxima de 100 gramos. Por esta razón los cultivos comerciales han desarrollado una amplia selección de semillas para garantizar una planta de calidad con las mejores propiedades curativas.

Para quienes estén interesados en el cultivo, es posible comprar semillas en growshoponline.net, un sitio en Internet en el que ofrecen un amplio catálogo de más de mil variedades distintas para todos los gustos y capacidad de pago, para que el cliente obtenga la mejor calidad, con la mejor atención y al mejor precio.

Diferentes tipos de semillas para las mejores plantas

  1. Semillas a granel. Una de las características más resaltantes de la semilla a granel es que son muy baratas y accesible para todos los que deseen adquirir, este tipo de plantas, es fácil de cultivar y no necesita de mucho abono.
  2. Semillas autoflorecientes. La característica principal de esta semilla es que el ciclo de vida de la planta es muy corto. Es ideal para clientes que no son muy amantes al eterno cuidado de las plantas.
  3. Semillas feminizadas. Las plantas feminizadas son la estrella de los que se dedican a los cultivos, ya que quien tenga esta cepa siempre tendrá hembras.
  4. Semillas regulares. Las plantas regulares se caracterizan por ser plantas hembras y machos. Facilitan el cruce genético y garantizan la pureza de la planta, lo que permite el proceso de polinización y la mejora de la calidad del producto.
  5. Semillas regulares autoflorecientes. En este caso el cliente puede cruzar él mismo las semillas de las plantas y así obtener el tipo de planta según las características que desee.

¿Una ventana abierta para el control de enfermedades?

Tras el creciente interés que ha generado la industria por considerar la marihuana como una alternativa medicinal, muchas empresas se están preparando para comercializarla dada la gran demanda que prevén, al tener múltiples propiedades curativas. Por otro lado, también en este tipo de mercados favorece el hecho de que paulatinamente está siendo legalizada con fines medicinales.

Algunos portales online como el blog de GrowBarato.net han desarrollado información de interés sobre el uso y los beneficios de la marihuana medicinal. Dentro de la diversidad de artículos que estimulan la investigación y uso del cannabis medicinal, destacan artículos de países que la han legalizado con fines medicinales.

Unos ejemplos son los siguientes:

En Israel hace más de 10 años que legalizó la marihuana y desde entonces ha dirigido investigaciones para el uso médico de la planta. Científicos como el profesor Pesaj Schvartzman han confirmado que pacientes con dos años de tratamiento, en más del 77% han demostrado superar los malestares típicos de las enfermedades crónicas como las náuseas, somnolencia y la pérdida del apetito, mejorando la sensación de bienestar y salud después del tratamiento.

En otros casos como el tratamiento para la fibromialgia, encuestas online han demostrado que más del 60% de los pacientes que dice usar la planta de cannabis, ha aliviado los dolores y síntomas de la enfermedad.

En cuanto a la cura de enfermedades crónicas como los tumores cerebrales, ciertas universidades norteamericanas ya han comenzado a experimentar el uso de la marihuana en tumores cerebrales en ratas. Los resultados fueron sorprendentes, ya que el 60% de los roedores a los que se les aplicaron células cannabinoides en combinación con la quimioterapia, redujeron el tamaño de los tumores considerablemente, e incluso en algunos la curación fue total.

Por esta razón, el interés de la industria por el cultivo de la planta y generación de semillas es creciente, pues el objetivo principal de la industria es la de ir desarrollando investigaciones científicas para la cura de enfermedades crónicas.