Cádiz Sorpresa e incertidumbre en las entidades del Centro de Promoción Ciudadana El Puntal

  • Aseguran que el concejal de Participación Ciudadana, Paco Cano, les ha comunicado que tienen que abandonar las istalaciones en agosto

Entrada del Centro de Promoción Ciudadana El Puntal, que se encuentra cerrado. Entrada del Centro de Promoción Ciudadana El Puntal, que se encuentra cerrado.

Entrada del Centro de Promoción Ciudadana El Puntal, que se encuentra cerrado. / Lourdes de Vicente

Las entidades cuyas sedes se encuentran en el Centro de Promoción Ciudadana El Puntal viven estos días con gran incertidumbre. Desde que el concejal de Participación Ciudadana, Paco Cano, les anunciara recientemente que tienen que desalojar las instalaciones en el mes de agosto, están intranquilas porque se encuentran sin espacio donde realizar sus actividades o atender las necesidades de los ciudadanos -en algunos casos personas enfermas- que acuden a ellas.

Una de las entidades afectadas es la Asociación de Vecinos Fuerte de San Lorenzo, que en 2015 firmó el convenio de cesión del local por cuatro años. Su presidenta, Pilar García, asegura que en febrero de 2019 presentaron la documentación para prorrogar dicha cesión, un mes antes de que expirara, "pero desde el Ayuntamiento no respondieron nada". Así, manifiesta que "parece que no han renovado la solicitud de prórroga de cesión del local".

Pilar García cuenta que mantuvieron una reunión con el concejal de Participación Ciudadana, Paco Cano, y que la contestación que éste les dio a la pregunta de por qué tenían que abandonar las instalaciones fue "que aquí todos somos iguales, que nadie tiene más derecho que nadie y que hay más asociaciones en la ciudad que necesitan un local".

La presidenta de la AVV Fuerte de San Lorenzo afirma que las entidades afectadas no dan crédito a la situación que están viviendo y no ven lógica la respuesta dada por el concejal. "No nos parece serio, porque se ha tomado esta decisión sin valorar el trabajo que se realiza en el Centro de Promoción Ciudadana El Puntal desde hace tantos años, y que los que estamos aquí somos voluntarios que echamos muchas horas de trabajo. Se esta tirando por tierra el trabajo de todos".

Recuerda que las entidades que están instaladas en el Centro de Promoción Ciudadana El Puntal "estamos trabajando por la ciudad y realizando unas una labor social, otras sanitaria, deportiva…, aquí muchas suplen la labor y el trabajo al que no llegan las administraciones". Menciona algunas de ellas, como la asociación ACCU de enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa o la Unión Deportiva Gaditana con más de 300 niños.

"Es verdad que somos voluntarios porque queremos, pero al menos que no nos pisoteen y valoren nuestro trabajo", concluye.

Algunas de estas entidades tienen cedido el espacio por parte de la AVV, con la que firmaron un convenio que revisan y renuevan cada año. Es el caso de la asociación ACCU de enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa. Su presidente, Fernando Criado, afirma que todavía no saben con seguridad si tendrán que abandonar o no las instalaciones; pero lamenta que actualmente, el Ayuntamiento tiene cerrado el Centro y después del estado de alarma decretado por la pandemia de coronavirus no han podido reanudar la atención a las personas que padecen la enfermedad de crohn y colitis ulcerosa. "Aquí se atiende a personas que están enfermas, que se encuentran mal y acuden a nosotros pidiendo ayuda. Algunos de ellos son niños. Y si nos quedamos sin local, nos encontramos con una papeleta grande", expresa Fernando Criado, quien reconoce que están intranquilos y esperan que en una próxima reunión con el concejal de Participación Ciudadana les aclaren la situación.

A Criado le resulta "raro" lo que está pasando, ya que asegura que nunca ha habido problemas con ninguna de las asociaciones que están ubicadas en esas instalaciones.

Para la Unión Deportiva Gaditana, un club de fútbol masculino y femenino federado que trabaja con unos 300 menores, el anuncio ha supuesto un jarro de agua fría, ya que precisamente en el mes de agosto es cuando más actividad tienen "porque empezamos a organizar la nueva temporada y repartimos las equipaciones", afirma Alberto Sánchez, coordinador del club. Indica que la semana que viene tendrán una reunión con Paco Cano para ver la posibilidad de quedarse en el local, "pero ahora mismo todo está en el aire. A ver qué nos ofrece". Añade que quedarse en la calle justo en estas fechas "sería una faena porque trabajamos con muchos niños y chavales jóvenes".

Alberto Sánchez reconoce que también le chocó el anuncio del concejal y no entiende que se vayan a la calle asociaciones que están muy arraigadas en el barrio, en las que trabajan muchas personas de forma voluntaria y que colaboran estrechamente con las actividades de la asociación de vecinos, "que hace un trabajo espectacular en el barrio".

En el Centro de Promoción Ciudadana El Puntal también tiene su sede el Club de Ajedrez Ánfora, que en el caso de tener que abandonar las instalaciones se quedaría sin espacio donde guardar el material y desarrollar sus actividades. "Este es un lugar que se adapta muy bien a nuestras necesidades. Aquí nos reunimos y en la época de competición tenemos los encuentros que jugamos como local, y cuando necesitamos más espacio, la asociación de vecinos nos facilita otra sala", explica el presidente, Francisco Javier Macías, quien asegura sobre el desalojo anunciado por el concejal que "el Ayuntamiento no se ha dirigido a nosotros todavía. No tenemos información por escrito, sólo a través de la presidenta de la AVV". Lamenta que si se quedan sin local, "supondría la desaparición del club" porque "no es sencillo encontrar un local apto para jugar al ajedrez y no es viable alquilar un local porque no contamos con ninguna subvención".

El caso de la Compañía Flamenca Carmen Guerrero es diferente. Su titular expone que sólo cuenta en las instalaciones de Puntales con un salón que utiliza por horas para los ensayos, pero no guarda enseres allí. Reconoce que el anuncio del concejal de Participación Ciudadana les cogió por sorpresa pero quiere aportar el lado positivo de la situación: "No veo mal que ellos quieran controlar los espacios municipales y que comprueben que ninguna de las entidades que están allí tiene afán de lucro. Lo que no veo tan bien es la sensación de duda o desconfianza hacia las personas que regentan estas instalaciones".

Siente que al desalojar el Centro, ella se va a quedar sin local de ensayo en una época en la que tiene muchas actuaciones, y está pendiente de una reunión el próximo día 6 con Paco Cano para hablar de su situación.

Carmen Guerrero manifiesta que le parece bien que el Ayuntamiento cambie el proceso de cesión de los espacios municipales, "pero si al final se van a usurpar espacios que ya están bien gestionados por otras entidades, me sabe mal". Añade que no ve motivos por los que el Ayuntamiento pueda desconfiar de la asociación de vecinos que gestiona el Centro porque "durante todo el año desarrolla un plan de actividades que pasa por el reparto de alimentos y la atención a los ciudadanos". De hecho, su compañía flamenca colabora en numerosas actividades que organiza la AVV, que, asegura, "tiene una implicación total con el barrio". Así, espera que todo este proceso "sea para mejorar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios