Elecciones en Andalucía

Cádiz, la provincia que exporta candidatos a la Presidencia

  • La principal incógnita es si el PP seguirá siendo el partido hegemónico o no

Juan Marín, en la sala de prensa del Parlamento Juan Marín, en la sala de prensa del Parlamento

Juan Marín, en la sala de prensa del Parlamento / Raúl Caro / Efe

Comentarios 1

La cita electoral del próximo 2 de marzo está llamada a despejar muchas dudas en la provincia de Cádiz. La principal de esas incógnitas es dilucidar si el PP sigue siendo el partido hegemónico en esta esquina de Andalucía, como sucedió en las últimas elecciones celebradas hasta la fechas, las generales de junio de 2016, o si por el contrario es el PSOE quien recupera el liderazgo político en la provincia gaditana, como ya sucedió en los anteriores comicios autonómicos, los de marzo de 2015.

En aquella fecha el Partido Socialista ganó con amplia ventaja en la circunscripción gaditana pese a obtener el peor resultado de toda su historia. Los socialistas mantuvieron entonces los seis escaños que ya tenían en la Cámara andaluza y si lograron la victoria fue sobre todo por el desplome absoluto del PP. Y es que el partido que ya presidía Juanma Moreno perdió de una tacada 74.000 votos y tres escaños (se quedaron con apenas cuatro) y su respaldo en las urnas bajó a los niveles de hacía 25 años. Ambos partidos (PSOE y PP) se repartieron 10 de los 15 escaños que estaban en juego en esta provincia, un hecho que corroboró que el bipartidismo estaba en decadencia pero que en ningún caso estaba muerto.

Y otras incógnitas que quedan por esclarecer son las que están centradas en el nivel de aceptación que tendrán en el electorado Podemos y Ciudadanos, que irrumpieron con fuerza en 2015 y que ahora tendrán una reválida más que importante. El partido morado ha decidido revalidar su coalición electoral con IU que tan pocos resultados les dio en las generales de hace casi dos años y medio. El nuevo invento se llama Adelante Andalucía y el objetivo prioritario es mantener los cuatro escaños que lograron por separado en las andaluzas de 2015 (tres representantes logró Podemos entonces y uno consiguió IU). En cuanto a Ciudadanos, que logró un meritorio escaño por Cádiz hace tres años y medio, todo lo que no sea crecer sería algo parecido a un fracaso.

Curiosamente, estas dos últimas opciones políticas (Adelante Andalucía y Ciudadanos) tienen ya más que perfiladas sus candidaturas para el 2-D tras los procesos internos que han llevado a cabo en los últimos meses y que han vuelto a confirmar la trayectoria exportadora de candidatos a la Presidencia de la Junta de Andalucía que tiene la provincia de Cádiz. Y esto viene ratificado con la repetición del sanluqueño Juan Marín como numero uno por Sevilla y la sorprendente decisión de Adelante Andalucía de situar a la roteña Teresa Rodríguez como cabeza de lista por la provincia de Málaga.

Así, en clave meramente gaditana, la lista electoral de Ciudadanos volverá a estar liderada por el sanluqueño Sergio Romero, que en esta última legislatura ha ejercido como mano derecha de Juan Marín desde su posición de portavoz adjunto de Ciudadanos. Por su parte, Adelante Andalucía ha optado por rescatar para su candidatura a la sanroqueña Ángela Aguilera, que encabezará esta lista después de que fuera parlamentaria andaluza por IU durante dos legislaturas, en concreto entre los años 1994 y 2000. Tras abandonar las filas de Izquierda Unida y recalar en Podemos, Aguilera será la cara visible de una candidatura que contará en los puestos dos y tres con el jerezano José Ignacio García, actual coordinador provincial de Podemos, y la algecireña Inmaculada Nieto, una veterana parlamentaria de IU que repetirá en la candidatura electoral gracias a una medida de excepción aprobada por la dirección de su partido.

En cuanto a PSOE y PP, ambas fuerzas políticas llegan en una situación dispar a esta convocatoria electoral. Ni un solo paso han dado todavía ambos partidos para confeccionar sus candidaturas, pero mientras que en el caso de los socialistas se esperan pocos cambios en referencia a las listas electorales de 2015, todo lo contrario sucede en el PP, donde nadie sabe siquiera quién será su número uno por Cádiz cuando se presenten oficialmente las listas electorales a partir del próximo día 25 de este mes.

En las elecciones andaluzas de 2015, este primer puesto en la candidatura de los 'populares' lo ocupó a última hora Ana Mestre, después de que la persona que estaba designada para ello, Antonio Sanz, fuera nombrado delegado del Gobierno en Andalucía pocas semanas antes del día de las elecciones. Los nombres de ambos dirigentes populares deberían estar en cualquier quiniela para dilucidar al nuevo número del PP por Cádiz, aunque todo puede cambiar si la nueva dirección nacional que dirige Pablo Casado decide hacer una revolución en las candidaturas de este partido a las elecciones andaluzas.

En lo referente al PSOE la única duda es saber si llegará o no la 'jubilación' política del histórico Luis Pizarro. Por lo demás, nadie duda en las filas socialistas de que el cabeza de lista por Cádiz volverá a ser Manuel Jiménez Barrios, actual vicepresidente de la Junta. Y detrás de él repetirán igualmente Araceli Maese y Juan Cornejo, responsables de Organización del partido a nivel provincial y regional, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios