La vivienda en Cádiz Cádiz solo tiene un centenar de viviendas para el alquiler residencial

  • La escasa oferta disponible se une al precio elevado y otros factores para convertirse en un serio problema

El problema de acceso a la vivienda en Cádiz no es nuevo, ni mucho menos consecuencia de la irrupción la actividad turística vinculada a los pisos particulares. Pero este fenómeno sí se considera que ha acrecentado el problema actual, aunque al mismo tiempo también ha sido parte de la solución.

El alquiler permanente es actualmente el gran perjudicado en el panorama de la vivienda. No en vano, los técnicos señalan la oferta de viviendas en alquiler a día de hoy en apenas un centenar. Cifra que complica el acceso.

Atendido a la oferta de diferentes webs, la oferta se cifra –en mayo de 2019– en 173 viviendas (Fotocasa), 187 (Idealista), 91 (Enalquiler.com) o 74 (Pisos.com). Pero se estima que en torno al 50% de esta oferta se limita a la temporada escolar.

Esto se une al precio en el que se sitúan de media los alquileres. El dato a enero de 2019 establece el premio medio por metro cuadrado en 883 euros, lo que sitúa a Cádiz en el puesto 14 de las capitales de provincia con más de 50.000 habitantes. Eso sí, como reflejan al respecto los técnicos, “no es lo mismo la renta media del gaditano que la de los habitantes de otras ciudades”. De hecho, el premio del 50% de ese centenar de viviendas disponibles oscila entre los 600 y los 900 euros mensuales.

Otro factor que influye en el alquiler, según refleja el estudio presentado por el Ayuntamiento, es el alto índice de demanda de vivienda protegida que no accede, por tal motivo, al mercado inmobiliario. De hecho, Cádiz tiene el mayor índide de demanda de toda Andalucía (un 6,04% frente al 2,75% de Chiclana, el 1,67% de San Fernando, el 1,63% de Almería, 1,61% de Málaga o 1,6% de Sevilla). “La demanda en el municipio de Cádiz representa el 10,3% de la demanda total andaluza, cuando la población gaditana representa apenas el 1,4%. Esa es una desproporción muy llamativa que refleja una muy baja actividad económica en la ciudad”, señalan al respecto los técnicos.

Para explicar esta realidad –conviene recordar que el Registro de Demandantes de Vivienda suma más de siete mil solicitudes– se establecen como posibles causas la estructura de la propiedad, las deficitarias condiciones del parque de viviendas del casco histórico, el alto índice de paro y bajo nivel de renta en la ciudad, el mercado inmobiliario con unos precios de los más caros de Andalucía, la insuficiente oferta por suelo agotado, la segregación espacial de la población, o un déficit en la oferta de vivienda protegida (recordando que el Ayuntamiento sigue teniendo en la actualidad 18 fincas de su titularidad vacías).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios