DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

El Ayuntamiento traslada el quiosco de Santa María a los bajos de la plaza

  • La decisión se ha hecho pública días antes de que los vecinos se manifiesten · La convocatoria va a seguir adelante porque creen que el nuevo Plan General ampara equipamientos como el descartado

El equipo de Gobierno ha dado marcha atrás, de manera que el quiosco-restaurante de Santa María del Mar no irá sobre la plaza, sino en los locales que se encuentran bajo esta. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, anunció ayer que la Junta Local de Gobierno había dado el visto bueno a la propuesta alternativa de la Oficina Técnica de Urbanismo.

El equipo de Gobierno había anunciado hace meses que iba a modificar el diseño del quiosco-restaurante que se iba a construir en la plaza Rosa de los Vientos que había suscitado tanto rechazo por parte de los vecinos de la zona. Curiosamente, el anuncio de la eliminación del restaurante sobre el espacio público se produce pocos días antes de una manifestación que había convocado la plataforma contra la construcción del mismo. Varios vecinos mantuvieron en la tarde de ayer una reunión en la que decidieron continuar adelante con la protesta, que está prevista a partir de las ocho de la tarde del día 31 desde la misma plaza y hasta el Ayuntamiento.

Teófila Martínez explicó que esta actuación va a venir acompañada de una serie de obras de mejora del espacio. En este sentido, se va a subir la altura de la plaza hasta igualarla con el paseo marítimo. Está prevista una mejora de la iluminación, la colocación de más bancos y una zona de juegos infantiles. Todo ello sin perder la actual estrella que está en el pavimento de la plaza. También está previsto cambiar el cerramiento, para que en vez de bloques sea acristalado y la remodelación de la bajada a la playa, todo ello dirigido a la eliminación de las barreras arquitectónicas.

El quiosco estará precisamente en un costado de la bajada, cubrirá dos alturas y tendrá una escalera que conectará la plaza con el restaurante, con la posibilidad de que se puedan instalar unos veladores que tendrán vistas al mar.

Martínez afirmó que se habían comprometido a modificar el proyecto en su día "a pesar de que había algunos que no nos querían creer".

La alcaldesa reconoció que ahora se tendrán que poner en contacto con el adjudicatario del equipamiento para ver si la nueva situación se adapta al concurso que ganó el hostelero gaditano. Pablo Grosso señaló ayer que espera que esta semana le puedan enseñar el proyecto, momento en el que se pronunciará sobre el mismo, pero dejó claro que "tengo interés por el sitio, más que por estar arriba o abajo, por lo que en principio no debe haber problemas, pero antes tengo que ver el proyecto".

Carlos José Díaz, uno de los vecinos que integran la plataforma, señaló que la parte positiva de la noticia es que el restaurante no va sobre la plaza, pero alertó de que el problema es que en el nuevo Plan general se ha incluido una normativa que permite poner un quiosco de este tipo en cualquier momento. Precisamente, el mantenimiento de la manifestación es por este punto. En este sentido, dijo que "no es casualidad" el hecho de que la alcaldesa presentara ayer sus intenciones "ya que ella estaba informada de la protesta". De hecho, temen que el quiosco se pueda retomar en el futuro.

La edil socialista Natalia Álvarez, que ha estado en muchas de las reuniones de la plataforma, recibió con cautela la noticia "aunque nos alegramos que se haya escuchado la voz de los ciudadanos". Álvarez también insistió en el tema de la normativa y "que esto puede ser la puerta abierta para poner un chiringuito en la plaza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios